Indagan nexos de muertos con banda del Gato Negro

Jair Meza, vocero de la Secretaría de Seguridad, dijo que hay equipos trabajando en las pesquisas del caso.

Fotografías en vida de los cinco hombres ultimados a balazos en la capital.
Fotografías en vida de los cinco hombres ultimados a balazos en la capital.

Tegucigalpa, Honduras.

Nexos entre las víctimas con miembros de una banda criminal ligada al Gato Negro es una de las principales hipótesis de la Policía sobre la masacre que se registró la tarde del jueves en la colonia El Pedregalito de Comayagüela.

“De forma preliminar se investiga si formaban parte de una estructura criminal allegada o perteneciente al Gato Negro”, dijo el comisionado Jair Meza, vocero de la Secretaría de Seguridad, al ser consultado sobre los avances de las investigaciones del quíntuple homicidio.

“Hay equipos de investigación trabajando en el hecho sangriento, al igual que en el de la pareja que le quitaron la vida en el anillo periférico, cerca de la Fuerza Aérea Hondureña, y la emboscada en Orica, Francisco Morazán”, detalló el vocero policial.

Con relación a que si las víctimas ya fueron plenamente identificadas dijo que “hay esperar el informe del Ministerio Público para verificar qué tipo de antecedentes tenían”.

32
masacres
ocurrieron hasta el 17 de septiembre de 2020 en Honduras.

Osorto o Juan Osorto Portillo, conocido como Gato Negro y Juan Zorro, era el líder de una estructura criminal que se dedicaba a la venta y distribución de drogas en la capital. El 20 de abril de 2010 lo asesinaron junto con un primo y seis de sus guardaespaldas.


El cuerpo del Gato Negro lo hallaron en una hondonada de una finca en Danlí, mientras que los cadáveres de sus acompañantes los encontraron en el sector de La Montañita, al oriente de la capital, después de que fueron acribillados. A eso de las 4:00 pm del jueves, hombres fuertemente armados y con vestimentas similares a las de la Policía Nacional y Policía Militar que se transportaban en un vehículo gris asesinaron a los cinco hombres, que estaban en el interior del minisúper Canales.

Lea también: Envían a cárcel de El Porvenir a sospechosos de matar a un asiático y herir a un alemán

A las víctimas las identificaron las autoridades policiales como Noel, Luis y Alex, todos de apellido Canales y familiares, y dos personas que fueron reconocidas como José García y Douglas Álvarez, quienes trabajaban en el negocio.

Escena dantesca

Los cuerpos de los cinco hombres quedaron totalmente ensangrentados al interior del minisuper Canales, todos estaban boca abajo y con múltiples perforaciones por arma de fuego, sobre todo en su cabeza.

Según comentaron conocidos, entre las víctimas habían tres miembros de una misma familia (Noel, Luis y Fabricio), dueños del minisuper, así como dos vecinos (José y Douglas), quienes trabajaban como dependientes.

Además: Motociclista muere aplastado por una volqueta en Tegucigalpa

Un fuerte contingente policial y militar llegó al lugar para acordonar la escena y recabar las primeras pesquisas en torno al homicidio múltiple.

Agentes de investigación e inteligencia policial iniciaron las labores pertinentes para establecer lo que pudo originar el violento ataque contra la familia Canales, y no se descarta que esté vinculado con las extorsiones de parte de maras.

Los cuerpos fueron levantados por el personal de Medicina Forense, y para hoy se espera que puedan ser entregados a sus deudos en la morgue del Ministerio Público debido a normas de bioseguridad implementadas con motivo de la pandemia.

escena.1105(1024x768)
Personas que estaban cerca del lugar se escondieron al escuchar las ráfagas de disparos en el minisuper.
La Prensa