INP no descarta que agentes participaran en fuga de reos de Támara

Las autoridades nombraron una comisión para que investigue cómo se dieron los hechos y sus participantes.

La fuga de los seis reclusos de la cárcel de Támara se suscitó el lunes en horas de la tarde.
La fuga de los seis reclusos de la cárcel de Támara se suscitó el lunes en horas de la tarde.

TEGUCIGALPA.

“Se va a poner a disposición de las autoridades correspondientes absolutamente todo individuo que se haya visto involucrado en esta situación, para que sean las autoridades competentes quienes deduzcan las responsabilidades en las cuales pudieron haber incurrido”, aseguró el coronel José Gonzales Maradiaga, director del Instituto Nacional Penitenciario (INP). Esto referente a la fuga de seis privados de libertad que estaban recluidos en el Centro Nacional Penitenciario de Támara, ocurrida el lunes 2 de febrero.

LEA: Recapturan a otro menor infractor que se fugó del centro El Carmen

Al consultarle al militar sobre la posible participación de agentes penitenciarios, argumentó que “hay diferentes hipótesis, las cuales se encuentran en proceso de investigación; no se descarta y se está trabajando en la depuración del personal, todo eso va a ser investigado y sancionado en su debido momento”.

Nombran comisión

Para esclarecer el escape de los seis reos, las autoridades del INP nombraron una comisión integrada por oficiales militares y policiales para saber quiénes les ayudaron a escaparse. Las autoridades del penal de Támara se enteraron que los reos ya no estaban dentro a las 5:00 de la tarde del lunes.

A pesar de que en los accesos hay mecanismos electrónicos, nadie da cuenta de cómo se escaparon los convictos.

Todos los agentes que estaban en turno están bajo investigación.

Los prófugos responden a los nombres de Melvin Orlando Machado Vásquez, Josué Ismael Bardales Santos, Gerson Omar Moncada, Julio César Alvarado Alvarado, Cristian Alexis Montoya Lazo y Roger Ismael Murillo Marquina.

Los fugados están acusados de homicidio, asesinato, secuestro agravado, extorsión y robo.

La Prensa