Director de la cárcel El Pozo ya había recibido amenazas de muerte

La esposa de la víctima dijo que el policía penitenciario clase III había solicitado asilo.

Pedro Ildefonso Armas Córdova (de 52 años) había solicitado asilo en otro país.
Pedro Ildefonso Armas Córdova (de 52 años) había solicitado asilo en otro país.

TEGUCIGALPA.

Debido a las múltiples amenazas de muerte que recibió por el desempeño de sus funciones como director del Centro Penal de Ilama, Pedro Ildefonso Armas Córdova (de 52 años) había solicitado asilo en otro país.

Eso es lo que establecen las autoridades de la Policía Nacional, después de realizar las investigaciones preliminares relacionadas a la muerte violenta de Armas Córdova, quien había sido suspendido del cargo debido al asesinato de Nery Orlando López Sanabria, conocido como Magdaleno Meza Fúnez, el pasado 26 de octubre en el interior de la cárcel de máxima seguridad por mareros que se encuentran recluidos en ese centro penal.

ng poster1(800x600)
Momentos en que era retirado de la morgue de Medicina Forense el cadáver de Pedro Armas.

El informe policial establece que el viernes en horas de la tarde desde un turismo rojo, marca Hyundai que se puso a la par del pick up en el que se transportaba Armas Córdova le empezaron a disparar en reiteradas ocasiones hasta quitarle la vida.

Las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario se han llamado al silencio, pues no han dado a conocer ningún informe sobre el asesinato del funcionario penitenciario. Tampoco contestaron las llamadas para conocer una versión oficial. Armas fue uno de los que presenció la muerte del narcotraficante. Era él con quien hablaba López Sanabria antes que un guardia abriera un portón y salieran los mareros a matar a López.

YA PedroArmas(800x600)
El 26 de octubre fue asesinado Nery Orlando López

Retiran el cadáver

Roxana Isabel Ordóñez Gómez, esposa del policía penitenciario clase III, retiró el cadáver de la morgue de Medicina Forense a eso de las 9:00 am de ayer.

Pasaron casi 12 horas para que el cuerpo fuera trasladado a Choluteca y luego a Namasigüe, lugar adonde será sepultado.

La tardanza en la entrega se debió a que el fiscal que participó dio a conocer que el occiso era José Idelfonso Armas en vez de Pedro Ildefonso Armas, por lo que al verificar la documentación representó varios atrasos.

“Pedro era un buen esposo, un buen padre y hombre ejemplar”, dijo Roxana Ordóñez con quien procreó dos hijos, uno de 17 años y otro de 10.

Recordó que la última comunicación que tuvo con su esposo fue el viernes a las 9:43 am y le dijo que no iba a salir. “La sorpresa mía fue cuando vi por la televisión que lo habían asesinado”, dijo Ordóñez.