"Él estaba emocionado porque estudiaría una ingeniería en 2020": Padre de joven afectado

Wilson José Berríos (18) se encuentra estable de salud dentro del Hospital Escuela, pero está en observación.

VER MÁS FOTOS
Wilson Berríos se encontraba trabajando en unas recreovías cuando se produjo la explosión.
Wilson Berríos se encontraba trabajando en unas recreovías cuando se produjo la explosión.

Tegucigalpa, Honduras.

Wilson Berríos, padre del joven que resultó afectado en su rostro producto de una explosión de mortero en Choluteca, dijo este jueves que él se encuentra estable, pero en constante observación.

Su hijo, que también se llama Wilson Berríos, fue víctima de la explosión del mortero cuando se encontraba en la villa navideña instalada en La Concha, un popular parque de Choluteca.

Debido a la explosión de la pólvora su rostro quedó desfigurado y por su delicado estado de salud, tuvo que ser trasladado al Hospital Escuela Universitario de Tegucigalpa, para ser atendido por cirujanos y especialistas.

"Mi hijo salió del quirófano hoy a las 5:30 am, está respondiendo al dolor y tiene signos vitales. Wilson acababa de salir del Técnico Vocacional y de trabajar en un taller de torno, estaba emocionado e iba a empezar una ingeniería en la universidad en 2020 tras aprobar el examen, esperamos sigan los planes y pueda lograrlo", relató su padre con voz entrecortada.

El periodista Wilson Berríos comentó que su hijo estuvo trabajando anoche en unas recreovías porque se iba a inaugurar la villa navideña en Choluteca. De pronto un sobrino se comunicó con él y le dijo que su hijo lo había llamado para avisarles que tuvieran cuidado si iban a llegar a la zona, ya que un grupo de personas estaba lanzando cohetes y que estaba peligroso.

joven grave(1024x768)
La explosión le desfiguró el rostro al joven Wilson Berríos.

"Me comuniqué con mi hijo y le pregunté dónde exactamente estaba trabajando, él me respondió que justamente en el lugar donde estaban lanzando cohetes, en ese momento le pedí que se retirara del lugar, pero quizá no hubo tiempo porque después me dijeron vía teléfono que me desplazara al hospital porque Wilson estaba internado", agregó muy conmocionado el padre.

Julieth Chavarría, vocera del Hospital Escuela Universitario (HEU), a eso de las 11:20 am confirmó a LA PRENSA que la situación de salud del joven Wilson Berríos es delicada, pero estable y que está siendo sometido constantemente a exámenes.

-Secuelas-

Médicos del Hospital Escuela informaron que el joven perdió su ojo izquierdo, la nariz y parte de sus labios. Galenos explicaron que la lesión es severa, tanto en la parte blanda de la cara como en el extremo óseo, pero se logró estabilizar la hemorragia pese a que llegó prácticamente ahogándose en su sangre.

Lea además: Matrimonio y un hijo fallecen en aparatoso accidente en carretera de Zambrano

"Estamos esperando se realice un tomografía 3D para ver a fondo los daños óseos, pero lo que sí ya se sabe es que perdió su ojo izquierdo y la nariz. Es uno de los casos más fuertes que hemos tenido en reconstrucción, ya todos los cirujanos estamos enterados del caso y coordinando para iniciar pronto las cirugías", dijo el doctor Carlos Flores.

"Las imágenes son fuertes, él necesitará muchas cirugías, pero hay que ver primero una tomografía cerebral y una de reconstrucción 3D para ver completamente los daños. Hemos recibido llamadas de Casa de Gobierno y están esperando un informe médico y técnico para ver si existe posibilidad de poderlo llevar a un centro especializado en reconstrucción, ya que aquí habemos solo cuatro cirujanos y uno en el Catarino Rivas", agregó el especialista.

La Prensa