Más noticias

Cae supuesto criminal que tiene tres órdenes de captura en El Salvador

Se le investiga por el delito de robo de vehículos, entre otros.

Imagen referencial.
Imagen referencial.

San Lorenzo, Valle.

Un supuesto cabecilla de una estructura criminal y de origen salvadoreño fue arrestado este miércoles por ser sospechoso de cometer varios delitos en el hermano país centroamericano.

Según las investigaciones, este sujeto de 45 años de edad, tiene doble nacionalidad (hondureña y salvadoreña), por lo que se movilizaba constantemente por ambos países para evadir a las autoridades policiales.

Lea también: A juicio oral y público la acusada de matar a presidente de la Ruta 7

A él se le solicita en El Salvador por tener tres órdenes de captura pendientes y una notificación roja de búsqueda internacional. Las órdenes de arresto son por los siguientes ilícitos:

1- Hurto agravado y asociación ilícita, emitida por el Juzgado Primero de Instrucción de San Miguel, en fecha 19 de septiembre del 2014.

2- Hurto agravado y asociación ilícita, girada en septiembre del año 2015, por el Juzgado Segundo de Primera Instancia de San Francisco Gotera Morazán.

3- Por hurto agravado y asociación ilícita, según orden girada por el Juzgado Especializado de Instrucción de San Miguel, en fecha 26 de agosto del 2017.

-Modus operandi-

La información proporcionada por las autoridades salvadoreñas detalla que el ahora detenido dirige una estructura criminal, a la cual se le vincula con el delito de robo de vehículos agravado, entre otros ilícitos.

Su modus operandi, según las autoridades, es la de montar diferentes talleres de mecánica, donde le sacan copia a las llaves de los vehículos que ingresan, para posteriormente robarlos. En estos momentos la DPI realiza su traslado a la ciudad de Tegucigalpa para continuar con el proceso legal que por ley corresponde.

En esta aprehensión participaron la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) a través de funcionarios asignados a la Unidad Departamental de Investigación Criminal y el Centro Antipandillas Transnacional (CAT).