Más noticias

Trasladan a 100 elementos Tigres después de la rebelión

Oficiales y policías fueron enviados a cinco sedes departamentales.

Cuartel. Los miembros de la unidad élite de la Policía se rebelaron contra las autoridades la semana pasada.
Cuartel. Los miembros de la unidad élite de la Policía se rebelaron contra las autoridades la semana pasada.

TEGUCIGALPA.

Al menos 100 elementos asignados al grupo élite Tropa de Inteligencia y Grupo de Respuesta Especial de Seguridad (Tigres) fueron removidos de su sede original de Tegucigalpa.

El portavoz de la Secretaría de Seguridad, Jair Meza, dijo que no se trata de una penitencia en contra de los Tigres por haberse manifestado en contra del alto mando de la Policía, días atrás.

De ninguna manera, aquí no hay ningún tipo de castigo por parte de la Policía Nacional; nosotros firmamos un documento en donde está como testigo el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos y no tiene que ver con una sanción”, aseguró el comisionado Meza.

A cinco unidades. Los 100 Tigres fueron distribuidos en cinco Unidades Departamentales de Policía (Udep), todas ubicadas en la región noroccidental del país.

LEA: Inteligencia detecta que expolicías preparan acciones de inestabilidad

A a la Udep número 14, con sede en el departamento de Ocotepeque, fueron trasladados tres oficiales y 20 agentes de Policía Tigres.

Alrededor de 160 elementos Tigres fueron partícipes de la jornada de protesta en el cuartel ubicado en el barrio El Rincón, de la capital.

A la Udep 10, destacada en la ciudad de La Esperanza, Intibucá, fueron llevados dos oficiales y 22 agentes de Policía. De igual manera, al departamento de Copán, donde funciona la Udep 4, fueron reasignados 20 policías de escala básica y dos oficiales pertenecientes al grupo Tigres.

Entre tanto, otro oficial y 15 miembros de la escala básica ahora estarán establecidos en la Udep 2, con sede en el departamento de Colón. Y finalmente 13 agentes Tigres y dos con rango de oficial fueron enviados para que sigan cumpliendo sus funciones en la Unidad Departamental de Policía número uno, en la ciudad de La Ceiba, Atlántida.

En total fueron 10 Tigres con rango de oficiales y 90 agentes de la escala básica de este grupo policial, los removidos de la sede de Tegucigalpa, a la que estuvieron asignados en el pasado reciente.

Fechas
18 de junio
Rebelión. Agentes de la unidad élite de la Policía Nacional iniciaron una protesta de brazos caídos en reclamo a un mejor trato y mejores horarios de trabajo.

20 de junio
Acuerdos. En horas de la noche, una comisión encabezada por el Comisionado de Derechos Humanos llegó a un acuerdo con los protestantes.

Meza explicó que una de las razones para el cambio de lugar de trabajo de los Tigres se debe a que “hay un compromiso con la empresa constructora que está desarrollando los proyectos en esa unidad y para que pudieran trabajar al 100 por ciento tuvimos que evacuar todo el personal que estaba allí”.

Otro factor es que “a razón de los movimientos sociales que han anunciado, principalmente para la fecha 28 de junio, donde podrían haber fuertes movilizaciones, es por esto que se ha reforzado con este personal algunas unidades departamentales”.

Sumado a esto, al menos cinco integrantes de los Tigres interpusieron su renuncia, con la premisa de que ya no querían ser parte de la Policía Nacional y a las mismas les fue dado trámite por parte de la Secretaría de Seguridad.