Más noticias

Nuevos disturbios dejan pérdidas en Choluteca

Los detenidos serían integrantes de la banda Barba Roja, según las autoridades.

Los encargadas de los inmuebles dañados procedieron a limpiar los sitios y esperan las determinaciones de sus superiores.
Los encargadas de los inmuebles dañados procedieron a limpiar los sitios y esperan las determinaciones de sus superiores.

Choluteca, Honduras.

Luego de varias horas de enfrentamiento entre pobladores manifestantes y agentes, los daños a la estructura pública y privada en Choluteca aumentaron el sábado.

Los nuevos disturbios ocurridos dejaron pérdidas millonarias tanto a la empresa privada y pública como a decenas de ciudadanos particulares.

Destrucción de ventanales, computadoras y artículos de oficina de dos agencias bancarias en pleno centro de la ciudad, daños a una patrulla policial y la quema de un carro privado son solo algunos de los reportes que se presentaron en la localidad. “No podemos establecer pérdidas porque no hemos hecho un inventario completo del equipo que resultó dañado”, comentó un empleado de una de las instituciones bancarias afectadas por los actos vandálicos.

Para recordar. El sepelio de Wilfredo Ramírez, quien murió en una protesta, se convirtió en un enfrentamiento entre policías y manifestantes

Una de las personas afectadas por los hechos cometidos el fin de semana fue la esposa del ministro de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, Mauricio Guevara, a nombre de quien estaba registrada la camioneta.

Diálogo. El alcalde de Choluteca, Quintín Soriano, instó a los que protestan y a las autoridades policiales a que se sienten y comiencen un diálogo urgente. “Necesitamos que toda la sociedad nos unamos al diálogo, pero también requerimos que se haga justicia porque no podemos olvidar que una persona murió y los responsables tienen que pagar”, comentó el alcalde. Soriano lamenta los daños que se produjeron en el hospital y en otros sitios, ya que son los impuestos del pueblo los que están invertidos en las obras que cada miércoles o sábado se dañan.