Por darles jalón a los 3 pandilleros de la 18 murió abogado

Los tres reos tenían una condena de 8 años y el jueves salieron de El Pozo tras cumplir la mitad.

San Pedro Sula, Honduras.

Porque habían cumplido más de la mitad de una condena de ocho años de prisión, los tres supuestos pandilleros que fueron acribillados el jueves iban a gozar de su libertad condicional, la cual había gestionado el abogado Jorge Alberto Topete Vásquez (de 48 años), quien también murió en el ataque armado.

Las víctimas habían salido de la cárcel de máxima seguridad de Ilama, Santa Bárbara, el 31 de mayo a bordo de un vehículo azul Kia Sportage conducido por el abogado.

Cerca de las 4:30 pm en la carretera de occidente, a unos 200 metros antes de llegar al puente a desnivel del bulevar del sur, fueron atacados a tiros.

Sicarios en una camioneta y, según la Policía, otros dos que andaban en motocicletas atacaron a tiros a los ocupantes dentro del vehículo, el cual quedó en medio de la vía obstaculizando el tráfico.

En el violento ataque murió el abogado Jorge Alberto Topete Vásquez, así como los jóvenes José Sergio Lagos Rodríguez, José Bernabé Benítez y Yimi Floretino Linares.

Libertad

El abogado Jorge Alberto Topete, uno de los representantes legales de los tres supuestos pandilleros, recibió esta semana la carta de libertad de sus clientes y el juzgado notificó la decisión a las autoridades penitenciarias. Los tres individuos lograron salir del reclusorio con libertad condicional, pues habían cumplido cuatro años y medio en prisión de los ocho años que tenían de condena firme.

José Bernabé Martínez Mejía, Jimmy Florentino Linares Castro y José Sergio Lagos Rodríguez, según el expediente del Juzgado de Ejecución, fueron capturados el 26 de febrero de 2014 y acusados por los delitos de portación ilegal de armas de uso prohibido, así como por asociación ilícita.

Los tres imputados enfrentaron la audiencia inicial el 3 de marzo y con las pruebas presentadas por la Fiscalía quedaron en prisión.

Juicio

Después de estar dos años presos, los tres acusados fueron llevados al Tribunal de Sentencia para el juicio oral y público por los dos delitos.

Los jueces condenaron a José Bernabé Martínez Mejía, Jimmy Florentino Linares Castro y José Sergio Lagos Rodríguez por la portación de armas de uso prohibido, pero los absolvieron por asociación ilícita, pues la Fiscalía no logró probar que eran miembros de la pandilla 18.

La condena que les impusieron fue de ocho años de prisión, la cual estaban cumpliendo en El Pozo.
El 16 de mayo de 2018, en el Juzgado de Ejecución, fue realizada la audiencia de libertad condicional en la que el abogado defensor presentó constancias de buena conducta de los imputados, dictámenes sicológicos y económicos.

Al haber cumplido con los requisitos exigidos por el articulo 76 del Código Penal, el juez otorgó la libertad condicional para los tres reos.

Después de salir de la cárcel los tres jóvenes tenían que cumplir con medidas que les había impuesto el juzgado.

Por el asesinato del abogado y los tres reos, la Policía solo tiene informes de que supuestamente una camioneta gris, así como dos hombres en motocicleta habrían participado en el atentado, pero aún no tienen características específicas de los hechores.

Abogado

Colegas del abogado Jorge Alberto Topete lamentaron el hecho, pues indicaron que el profesional del Derecho solo estaba haciendo su trabajo como defensor y seguramente solo les dio jalón a sus tres representados.

Comentaron que Jorge Alberto proviene de una familia donde hay otros abogados que trabajan en San Pedro Sula y que además era reconocido por ser árbitro en la Segunda División.

Los familiares de Topete Vásquez retiraron ayer en horas de la mañana su cuerpo, el cual llevaron a una funeraria para ser velado.

El Colegio de Abogados de Honduras (CAH) emitió un acuerdo de duelo por la muerte del profesional Jorge Alberto Topete y exigieron que se investigue para llegar a los responsables del crimen y que sean puestos a la orden de la justicia.

La Prensa