Agencias.

ESTADOS UNIDOS.

El juicio por abuso sexual contra el británico príncipe Andrés tras la denuncia de una supuesta víctima, podría celebrarse hacia fines del próximo año, anunció el juez del caso este miércoles.

Virginia Giuffre demandó al príncipe por daños, alegando que abusó sexualmente de ella hace más de 20 años cuando tenía 17 años, una menor de 17 años bajo la legislación estadounidense.

El segundo hijo de la reina Isabel II no ha sido inculpado criminalmente y ha refutado todas las acusaciones.”No puedo decirle la fecha del juicio en este momento”, dijo el juez Lewis Kaplan a las partes durante una conferencia, debido a la pandemia.

$!La reina Isabel II junto a su hijo, el príncipe Andrés.

”Pero puedo decir que podría ser en algún momento entre septiembre y diciembre del próximo año”, agregó.Los abogados del duque de York y de Giuffre aseguraron que planean presentar entre ocho y doce testigos cada uno, incluidas las partes.

El abogado de Giuffre, David Boies, aseguró que presentará el testimonio de dos personas de Reino Unido, aunque no informó quiénes, ni cree tampoco que será necesaria una citación judicial para que acudan a declarar.

”Espero que podamos conseguir que testimonien voluntariamente”, dijo Boies.Giuffre alega que el financiero Jeffrey Epstein la prestó a sus amigos ricos y poderosos como el duque de York para tener sexo.

En su denuncia asegura que el príncipe británico abusó de ella en la casa que Epstein poseía en Nueva York, en la mansión de su isla privada en las Islas Vírgenes y en la casa de Londres de Ghislaine Maxwell, amiga del magnate.

Epstein murió en una cárcel de Manhattan en 2019 mientras esperaba un juicio por tráfico de menores, en lo que las autoridades consideraron suicidio.

Por su parte, Maxwell se sentará en el banquillo de la justicia en Nueva York el 29 de noviembre para responder a las acusaciones de reclutar menores para Epstein.

Se declaró no culpable.Andrés, prácticamente, ha desaparecido de la vida pública desde que se vio obligado a apartarse de la primera línea de la actividades reales en 2019 por no haberse distanciado de Epstein.

Sus abogados lanzaron la semana pasada un feroz ataque contra Giuffre acusándola de aprovecharse de la notoriedad del acusado con una “denuncia sin fundamento”.