Más noticias

Honor rotario a dos hombres ejemplares

Diego Pulido y Jorge Shibli Canahuati son condecorados como Socios Honorarios del emblemático Club Rotario San Pedro Sula.

San Pedro Sula, Honduras.

Dos caballeros que son inspiración de trabajo, dedicación y esfuerzo han sido premiados con la más alta distinción que puede conferir un Club Rotario en el mundo: Socio Honorario.

El decano Club Rotario San Pedro Sula honró al banquero guatemalteco Diego Pulido Aragón y al empresario de los medios de comunicación en Honduras Jorge Shibli Canahuati Larach.

Ambos, con una estela de liderazgo empresarial, fueron electos y condecorados por sus aportes a la comunidad y su impecable ejemplo de éxito. El club liderado por el socio César García los escogió en base a méritos sobrados.

El Club Rotario San Pedro Sula, en conmemoración de su 80 aniversario, organizó una espléndida velada en la que los distinguió a lo grande en una celebración en el salón Napoleón del centro de convenciones del hotel Copantl.

Canahuati Larach, presidente ejecutivo de Organización Publicitaria ( OPSA), presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y otras empresas más es motor de impulso en la economía de Honduras y bastión mediático para fortalecer la democracia y la equidad nacional.

“Me siento honrado. Es un enorme privilegio que reconoce a quien lo recibe, no solo su conducta, sino también la contribución al desarrollo de la comunidad. Doy gracias a Dios porque nos ha permitido ser parte de una historia de dedicación, esfuerzo y trabajo en empresas que dignifican a Honduras”, destacó.

Pulido Aragón, presidente de Banco Industrial de Guatemala, es rotario desde hace 39 años y tiene asistencia perfecta. Además tiene una larga trayectoria laboral y ha recibido distinciones por su visión sobre las finanzas.

En su discurso, reflexionó sobre el rol del socio rotario y leyó un mensaje contundente. “ Me encantaría que en el libro de la vida de cada uno de ustedes lo que importará no es lo que compraste, sino lo que contruiste. No lo que tuviste, sino lo que diste. Lo que importará no serán tus éxitos, sino el significado. Una vida que valga la pena no depende de las circunstancias, sino de las decisiones de cada uno”, puntualizó.

Sonoros aplausos se ganaron los socios honorarios por haber hablado con el corazón y expresar su gratitud y orgullo por ser parte del segundo Club Rotario con mayor trayectoria en Honduras. Las emociones continuaron con las congratulaciones de sus seres queridos e invitados, todos departiendo en una grata cena de hermandad.