29/05/2024
05:02 PM

Zu Clemente: de Miss Honduras a figura en ascenso

Zu Clemente, oriunda de Tegucigalpa, se equiparó con las potencias de la belleza. Su desempeño fue uno de los más impecables de una representante hondureña en la historia del Miss Universo.

Zuheilyn Clemente, Miss Honduras Universo 2023, ha firmado un nuevo episodio en la historia más fulgurante que se recuerda de las embajadoras de belleza nacional en concursos de grand slam. Su participación —desde el esfuerzo y la pasión— en la 72.ª edición del Miss Universo, celebrada en noviembre en San Salvador, El Salvador, la ubicó en la conversación local.

Poderosa, sensual e intimidante como pocas, fijó su nombre en el imaginario colectivo. “Hemos realizado muchas cosas grandes y puesto a Honduras en alto. Me llevo una vivencia impresionante y, por supuesto, una experiencia única”, dijo a Grupo Opsa al término de su participación en el certamen donde fue coronada la nicaragüense Sheynnis Palacios.

Con 1.70 metros de altura, melena oscura y figura refinada, se afianzó hace tres meses, cuando logró convertirse en la abanderada del país, en sucesión de Rebeca Rodríguez, Miss Honduras 2022.

Previo a ello, compatibilizaba la televisión local con los estudios de Marketing y Negocios Internacionales. Ahora, a sus 23 años, aspira a forjarse un lugar en la industria del entretenimiento.

“Puedo afirmar que Dios conoce el camino de cada uno. Tengo algunos viajes pendientes porque hay trabajo a nivel internacional que se avecina, y muy pronto compartiré los detalles”, confesó.

Trabajando en televisión desde los 17 años, según ella, esa experiencia le ayudó a superar inseguridades y flaquezas en la autoconfianza.

““Me siento profundamente feliz porque, gracias a mi participación en Miss Honduras y en el Miss Universo, he logrado abrir puertas muy significativas”, agregó.

De estilo en equilibrio impecable y a medio camino entre la sensualidad y el pragmatismo, la hondureña también dedica parte de sus esfuerzos al rescate de animales y la prevención de la violencia, especialmente entre los niños.

En el Miss Universo, enfocó su proyecto social en el apoyo infantil, respaldando al Instituto Municipal de la Educación Especial, que ayuda a menores con discapacidad para que también puedan optar a un trabajo digno.

Profundamente arraigada a su familia y sus raíces, Clemente considera que transmitir la cultura hondureña es uno de sus objetivos principales: “Desde el día que me coroné, me propuse hacer todo lo posible para destacar a Honduras, porque mi país es hermoso y merece ser reconocido”.