28/09/2022
10:09 AM

Más noticias

Tres mujeres son finalistas al Premio Quetglas 2021

Las candidatas destacan por sus proyectos sociales enfocados en la facilitación de servicios médicos, apoyo a grupos en riego y personas con discapacidad.

San Pedro Sula

Dos hondureñas y una española son las tres finalistas al Premio Quetglas 2021, galardón que reconoce a los héroes anónimos que generan un cambio en la sociedad a través de sus acciones altruistas.

Las compatriotas Aurora Lizbeth Martínez y Magda Loany Aguilar, junto a la española Silvia Heredia Martínez, fueron las seleccionadas de entre un grupo de 50 perfiles postulados durante la convocatoria de nominaciones.

Las candidatas al premio destacan por sus proyectos de impacto en las áreas educativas y de rehabilitación física y emocional en sectores poblaciones considerados en riesgo y en situación vulnerable, al tiempo que acercan los servicios de salud integral a zonas golpeadas por la pobreza.

Osovi y entrega del premio

Rescatar a los grupos de la sociedad menos favorecida es la misión principal por la que trabaja la fundación Osovi, la cual fue fundada el 25 de septiembre de 1995 por el padre Antonio Quetglas. Es justamente en el sacerdote, quien murió en 2017, en quien está inspirado dicho galardón, gracias a que resaltó en el país por su espíritu solidario, filántropo y amistoso, lo que lo motivó a fundar centros de ayuda para niños, mujeres, ancianos, personas con VIH y problemas de drogadicción. La nueva edición del premio que llevará a cabo el 23 de noviembre. Tendrá lugar en el Club Hondureño Árabe y se transmitirá a través de la página de Facebook de Osovi.

Johana Zaldívar, administradora de la fundación Obras Sociales Vicentinas (Osovi), dijo que la terna elegida ha desarrollado actividades de relevancia colectiva, y lo más importante, han logrado transformar, integrar y mejorar la calidad de vida de las poblaciones menos favorecidas, ayudándolos a superar las limitaciones.

Fundación Azalea

Aurora Martínez (42 años), es originaria de Yoro, Yoro, quien en 2020 creó Fundación Azalea y sus Amigos (Fundazalea) para personas con discapacidad y sus familias, la cual lleva el nombre de su hija que nació en 2016 con la alteración genética llamada trisomía 21, conocida también como síndrome de Down.

La hondureña se dio cuenta que su ciudad de residencia carecía de especialistas, exámenes y terapias especializadas para abordar a personas con algún tipo de discapacidad, es por eso que motivó a sus amigos, familias y voluntarios a que formaran una fundación que tuviera como objetivo principal la creación de un centro de desarrollo integral para personas con discapacidad.

Lazos de amor

Magda Aguilar (45 años), es la heroína detrás del proyecto “Lazos de amor”, iniciativa dirigida a llevar asistencia y servicios médicos a la ciudadanía necesitada. Además, brindan asesoría legal y capacitaciones en talleres técnicos.

Dentro del proyecto está el componente “Pan de vida y amor” que da orientación cristiana a las personas alcanzadas por la fundación. Desde su creación en 2017 han desarrollado más de 40 brigadas médicas beneficiando a más de 700 pacientes por jornada.

Paso a paso

Silvia Heredia es una misionera laica que llegó a Honduras hace 19 años y ahora es la directora del programa “Paso a paso”, organización socioeducativa cuyo fin es ayudar a los niños de la zona de la Rivera Hernández.

Atienden a pequeños de entre 6 y 16 años, que se integran a actividades en las que desarrollen sus talentos y habilidades.

Voluntarios de unos de los proyectos nominados llevan víveres a personas de escasos recursos.