07/10/2022
01:23 AM

Más noticias

Con emotivo homenaje despiden al talentoso Chico Saybe

En el teatro que lleva su nombre y que fue su casa lo despidieron como un grande. Don Francisco Saybe fue despedido entre aplausos, flores, ovaciones y reconocimientos.

San Pedro Sula, Honduras.

El telón rojo del teatro José Francisco Saybe se abrió y comenzó el último acto de una obra que arrancó lágrimas y aplausos.

Fue una sola escena. Apareció el féretro con el cuerpo del máximo exponente del teatro en Honduras, el ingeniero civil que plasmó su ingenio en centenares de obras y del hombre de familia ejemplar: José Francisco Saybe, más conocido como don Chico Saybe.

Puede leer: Chico Saybe, grande de corazón y talento

Un escenario hecho a su medida, digno de un hombre que aportó mucho al país, fundador del Círculo Teatral Sampedrano y formador de generaciones de actores y actrices que ayer lloraron su partida y reconocieron el legado que deja.

La despedida de Saybe reunió a gran parte de la sociedad sampedrana y hondureña.

Estaba rodeado de flores blancas y apareció en un ambiente musicalizado con la canción A mi manera, una letra que retrata la vida del hombre que fue feliz sirviendo y viviendo a su manera.

El cortejo fúnebre salió de la funeraria a las 12:00 m, hicieron una parada frente a la empresa de donde era el presidente, su amada Saybe y Asociados.

Además: El legado de Chico Saybe, 50 años trabajando por la cultura de Honduras

Luego se dirigieron al teatro adonde su gente, sus amigos, sus actores, sus directores, lo esperaban para rendirle un homenaje póstumo y una ovación de pie al maestro, director y productor de las obras que nació en 1936 y murió a sus 85 años. Las cualidades del hondureño que más reconocimientos tuvo en vida no se hicieron esperar en las palabras de los que tuvieron el honor de despedirlo.

“Mi papá estuviera hoy bien agradecido con ustedes, pero también estuviera muy molesto por haberlo subido al escenario. El ponía a actuar a la gente, pero siempre él dirigía, no le gustaba el escenario”, dijo conmovido su hijo Javier Saybe.

Reconoció que el legado de su padre es que predicó con el ejemplo. “Qué cosas no le gustaban a mi papá: los conflictos, las críticas, las injusticias, presumir y subir al escenario”, enfatizó.

Destacó que su padre inculcó en todos la puntualidad al ir al teatro, los buenos modales y vestir decente enseñando la diferencia entre ir a una sala de cine y a disfrutar una obra teatral.

Aquí mismo: Empresarios y artistas lamentan muerte de José Francisco Saybe

Sus amigos más cercanos y actores que formó también exaltaron el papel que el ingeniero tuvo en sus vidas.

German Salinas, su gran amigo, dijo que sus cualidades se resumen en una sola palabra: integridad.

Fotografías de José Francisco Saybe atrás de su féretro fueron presenciadas por los asistenes.

“Conocí al ingeniero por 53 años, lo que me permitió conocerlo en todas sus facetas como profesional de la Ingeniería, entusiasta impulsor del arte escénico, amante del buen cine, lector furibundo”.

Tras el homenaje en el teatro Saybe, el cortejo se dirigió a la iglesia San Vicente de Paúl para la misa de cuerpo presente, hasta donde llegaron centenares de personas a darle su último adiós. L

a iglesia resultó insuficiente y como le gustaba a él, fue una misa que comenzó con puntualidad y donde la homilía llevó a la familia, amigos y cercanos un mensaje de fortaleza.

FOTOS: ¡Hasta siempre, maestro! Rinden homenaje de despedida a Chico Saybe

Fue su hija Marsela la que dio un mensaje de agradecimiento y recordó a su “papi” como un hombre ejemplar y con un amor único a la familia. El cortejo fúnebre partió hacia el cementerio Jardines del Recuerdo adonde su cuerpo fue sepultado entre flores, oraciones, aplausos y lágrimas.

“Físicamente ya no está con nosotros, pero su legado perdurará por siempre”, dijo el empresario Luis Larach.

Teffi, la eterna asistente de don Chico

Teníamos un escondite en la oficina para guardar las cosas importantes que solo él y yo sabíamos, dice Teffi Osegueda Melara, la asistente de don Chico Saybe por más de 40 años.

Teffi es una señora muy conocida entre los actores, ingenieros y la diplomacia, pues personalmente trabajó con el ingeniero Saybe en la empresa Saybe y Asociados, en el Círculo Teatral Sampedrano, Fundación Cultural de San Pedro Sula y durante fue cónsul.

Durante décadas, Teffi acompañó a José Francisco Saybe en el teatro.

“Vi crecer a sus hijos, vivimos tantas emociones con el teatro y las peripecias que el ingeniero hacía para poder montar una obra”, dice.

Teffi es una mujer fuerte, pero la partida de su eterno jefe la afecta.

“No era difícil trabajar con él, nunca lo hacía sentir mal y aprendía mucho con él. Valoraba mucho la lealtad y cuando corregía lo hacía con cariño.

Teffi fue considerada siempre la mano derecha de don Chico, se encargaba de la contaduría, boletería, finanzas de cada una de las obras. Por más de 20 años hizo ese trabajo detrás de las obras teatrales.