13/08/2022
11:04 AM

Más noticias

Se multiplican invasiones en predios públicos y privados

El alcalde Roberto Contreras dice que hay bordos convertidos en zonas comerciales, adonde hay viveros y establecimientos de venta de materiales.

San Pedro Sula

Los asentamientos irregulares o invasiones en bordos, derechos de vía, terrenos privados y municipales han incrementado de manera alarmante en la ciudad.

La situación es tan dramática que hasta el alcalde Roberto Contreras dejó clara su preocupación y pidió apoyo al Gobierno y a la Policía Nacional y Militar para frenar a los invasores.

“Con suma preocupación hago este video para denunciar ante el Estado de Honduras todas las invasiones que se están produciendo en los bordos y en áreas verdes de la ciudad”.

Alcalde de SPS

Roberto Contreras:

“Pedimos a los sampedranos que denuncien a los invasores; actuaremos junto a policías”.

Se multiplican invasiones en predios públicos y privados

Contreras culpa de esta situación a los invasores de oficio que están levantando casitas y covachas en todos lados y, además, los catalogó de sinvergüenzas porque se encargan de alquilarlas por 1,500 y 2,000 lempiras.

“Hay bordos convertidos en zonas comerciales, adonde hay viveros, talleres de venta de materiales, todos con energía y agua gratis”.

El alcalde le pidió a los ciudadanos que donde miren que estén invadiendo reporten a la municipalidad, y los operativos se harán con la Policía Nacional y la Policía Militar.

“Los que están invadiendo estos predios son invasores de oficio”, insistió.Pero la realidad es que no se necesita denuncia de ciudadanos para que la municipalidad proceda.

Un equipo de LA PRENSA realizó un recorrido por la ciudad donde se comprobó que en efecto los asentamientos irregulares han incrementado.

Esta situación tiene preocupados a los propietarios de tierra y a los vecinos de colonias cercanas a los asentamientos.

El bordo en la carretera a Armenta, frente a la UTH y río Blanco, es la muestra de lo que está ocurriendo.

Proyectos

La municipalidad enfrenta una problemática y asegura que se realizará lo correspondiente a ley.

Proyectos como la pavimentación del bordo del río Santa Ana norte y sur están parados y para poder ejecutarlos deben despejar los sitios.

Ambas obras ya están licitadas, pero no se han ejecutado. Igual ocurre con una calle que se construirá atrás de la escuela Saint Peter, donde se hará una vía alterna; pero están levantando covachas y viviendas en el sitio.

Osmin Bautista, experto en urbanización, dice que las invasiones en el área de los 16 kilómetros de bordos de la ciudad es un verdadero problema.

“La solución hay que verla en una dimensión múltiple, involucrando al gobierno local, empresa privada, Gobierno central y los habitantes de los bordos”.

El incremento de personas en estos asentamientos es impresionante, ya son más de 20,000 familias las que viven allí.

“No procede el simple desalojo, tenemos que visualizar proyectos de reubicación consensuada, ordenada y sistematizada y con la participación de los mismos moradores. Unos deberían quedarse en el lugar y otros ser trasladados, principalmente quienes están dentro del cauce de los ríos, cuyo daño ambiental es más que evidente”.

Recalcó que el mensaje equivocado es que se les dará una casa en San Pedro Sula, por ello corren a invadir los bordos, y hay que replantear esa política.

“Es necesario comenzar, y en el caso de los asentamientos irregulares en los derechos de vía y predios públicos se debe actuar de inmediato porque eso trae inseguridad jurídica en lo referente a la inversión. Hay ordenanzas y leyes que deben aplicarse”, puntualizó Bautista.

Alberto Benítez, director ejecutivo de Hábitat para la Humanidad Honduras, señala que “es claro que los asentamientos irregulares han aumentado por el incremento de la pobreza.La gente busca sobrevivir, hay una migración interna. Hay lugares donde por estrategia de vida las familias tienen como objetivo que el gasto sea menor y no pagar alquiler ni servicios básicos”.

Además, buscan reducir el costo del transporte, por ello se asientan en lugares cerca de sus trabajos. Son algunas de las razones por las que se van aumentando los asentamientos irregulares, explicó Benítez.

Al consultarle si hay oportunismo de invasores de ofició, respondió: “sí, pero no es la generalidad. Hay una tipología definida, y es que buscan terrenos en litigio para asentarse y predios privados. También ha aumentado la cifra de los que se ubican en derecho de vía, como calles, carreteras y línea férrea”.

Benítez enfatizó en que en el caso de los bordos de Santa Ana tienen una doble característica: están en zonas de riesgo y en derecho de vía.