21/02/2024
04:26 PM

Para reducir apagones, altos consumidores usarán plantas

Los empresarios piden a la Enee un retorno como crédito por desconectarse del sistema nacional, hasta el momento producen entre 20 y 30 megavatios.

SAN PEDRO SULA

Por medio de crédito, la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) devolverá a los grandes consumidores el costo de operación, si se desconectan del sistema en horas pico y utilizan sus plantas generadoras.

Utilizar sus plantas generadoras al menos dos días a la semana en horas pico, de una de la tarde a ocho o diez de la noche, es la propuesta formal que hizo el sector empresarial a las autoridades de la Enee, agregando que por utilizar sus propios equipos solicitan a la estatal la devolución de los costos que esto conlleva, en forma de crédito, un mes después como máximo.

Esta propuesta, que viene siendo analizada por el sector desde inicios de este año, tiene como objetivo afrontar la crisis de energía, que entre el déficit de generación y la alta demanda provocan racionamientos y apagones.

" Es importante motivar a los industriales porque es la opción más inmediata. deben licitar los 220 megas. "

Fuad Handal Katimi, presidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi) en San Pedro Sula, informó que en la última reunión con Erick Tejada, ministro de Energía y gerente de la Enee, le hicieron saber que hasta el momento entre las empresas medianas y grandes suman de 20 a 30 megavatios y esperan sumar más.

“Buscamos que las empresas utilicen la capacidad instalada que tienen para bajar la demanda de energía. La Enee aceptó reconocer el diferencial de costos, es decir, si yo pago cuatro lempiras el kilowatt pero cuando enciendo el generador son siete lempiras, la Enee reconocerá ese diferencial de costo, lo pedimos mediante crédito en energía y como máximo al mes siguiente”, explicó Handal Katimi.

Es una decisión voluntaria de las empresas y se firmará un contrato. “La Enee mandaría personal técnico a inspeccionar los generadores, ver la eficiencia que tienen los generadores y poner un contador especial”, apuntó.

Handal Katimi enfatizó que este es solo un paliativo, pero es necesario que la licitación de los 220 megavatios para el próximo año se concrete, sobre todo porque para 2024 se avizora un verano más fuerte que resultaría en muchos más apagones que este año.

Esta semana se llevarán a cabo pruebas con algunas de las empresas que se desconectarían del sistema interconectado nacional.

“La Enee está acercándose a los grandes consumidores para ver quiénes pueden desconectarse y operar con plantas propias, porque para el otro año, cuando venga el verano, la estatal no tendrá suficiente energía disponible. Lo que sí sucede es que las grandes empresas ya están generando su propia energía”, opinó Eduardo Facussé, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), quien recalcó que es necesaria la compra de más energía por medio de las licitaciones.

Salomón Ordóñez, asesor en materia energética del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), dijo que el costo de desconectarse es muy alto. En 1994 se hizo, pero los grandes consumidores tenían como incentivo un descuento en la tarifa y esto funcionó, aseguró.

" Ya tenemos un plan para incorporar más de 220 megas en lugares focalizados a nivel nacional. "

Ordóñez indicó que esta es la medida más inmediata y la más “barata” para atender el déficit, sin embargo, no cree posible llegar a los 220 megavatios que es lo que se necesita. “Veo con preocupación que la licitación de los 220 megavatios, se sigue atrasando y ya debería haberse lanzado la licitación”, puntualizó.

Erick Tejada, ministro de Energía, declaró que la desconexión voluntaria de las empresas del sistema interconectado nacional aliviará la carga, sobre todo en horas pico. “Sería una valiosa aportación, porque según nuestro registros, podríamos sacar hasta 100 megas en horas de demanda pico y con eso cubriríamos una buena parte de un posible déficit que hubiese en caso que las temperaturas volvieran a incrementar”.

Tejada afirmó que se les va a remunerar por la energía que ellos produzcan con sus plantas generadoras.