Más noticias

Enee intervendrá zonas populosas para detectar hurto

Hasta el momento han inspeccionado más de 12 residenciales de alta plusvalía: 104 casas y negocios han sido sancionados por el delito.

SAN PEDRO SULA. Más de 104 abonados residenciales y comerciales de zonas de alta plusvalía han sido encontrados hurtando energía por medio de contadores trastocados.

La Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) y la Empresa Energía Honduras (EEH) han estado realizando operativos en Tegucigalpa y San Pedro Sula para contrarrestar el robo de energía por medio de contadores “arreglados”.

Hasta ahora han sumado pérdidas de más de 17 millones de lempiras en 104 abonados encontrados hurtando energía solo en San Pedro Sula.

Ayer, las cuadrillas se desplazaron a la residencial Merendón Hills, en el noroeste, en donde revisaron los medidores de 48 casas. En horas de la mañana ya habían sido encontrados dos contadores digitales trastocados.

Raúl Díaz, gerente de distribución de la Enee, informó que están revisando que los medidores no estén adulterados, puenteados, que no haya conexiones subterráneas y cualquier tipo de anomalía en general. “Se procederá a judicializar y presentar a los tribunales competentes”, dijo.

A cada uno de los abonados encontrados hurtando energía les hacen un cálculo sobre la energía consumida no facturada para que cancelen la deuda al contado o hagan arreglos de pago. En tres operativos realizados en la Capital Industrial han visitado más de 12 residenciales en donde han encontrado casas y negocios cometiendo el delito.

“Los trastocan, uno identifica que no tienen sello, que el transformadorcito de corriente no está conectado, es una serie de situaciones que se han encontrado”, puntualizó.

Hasta el momento, de 104 abonados requeridos, solo tres se han negado a hacer arreglos de pago y prefieren estar con plantas energéticas que pagar y se les restablezca el servicio eléctrico.

Además

Más de 2,623 millones de lempiras suman las pérdidas en distribución en la Enee, según datos de las autoridades.

Díaz contó que hoy seguirán los operativos, pero en la parte comercial, y la próxima semana en las zonas “populosas” de la ciudad. “Muchas personas están rompiendo sus medidores con la intención de evitar que nos demos cuenta de que tienen una anomalía”.

Añadió que a diario la empresa pierde 14 millones de lempiras. “Las pérdidas andan arriba de los 34 puntos, de cada 100 lempiras están robando 34 lempiras”.

Uno de los casos que impresionó fue un abonado que sumaba 1.6 millones de lempiras de energía consumida y no facturada.

El funcionario manifestó que el 40% de negocios y casas que han sido intervenidos hurtan energía, es decir, cuatro de cada 10 clientes.