05/02/2023
12:26 PM

Más noticias

En diciembre estará listo nuevo presidio de la región norte de Honduras

Ricardo García, encargado de la obra, señaló que la cárcel con capacidad para 2,500 internos está avanzada en un 30%.

San Pedro Sula, Honduras.

En un 30% está avanzada la construcción de la penitenciaría noroccidental. Se espera que para diciembre estén culminados los primeros seis pabellones para 1,250 reclusos.

Ricardo García, encargado del proyecto, explicó que se está trabajando en el quinto pabellón colocando la estructuras metálicas que soportarán los entrepisos.

Agregó que también se trabaja en la apertura de zanjas para colocar la tubería de agua pluvial.

“El concepto que se maneja es que en diciembre podamos terminar seis pabellones para 1,250 internos. Los muros ya están terminados, tienen nueve metros de altura, con las columnas y los refuerzos”, manifestó García.

El personal que labora en la obra está colocando los inodoros, las duchas y los lavamos en las celdas con capacidad para dos internos.

“Los inodoros son de acero inoxidable, son antibandálicos, es de una sola pieza, con ellos no pueden hacer armas. Nosotros nos hemos entrevistado con personas que han hecho centros penales en Colombia y México y aseguran que no pueden ser convertidos en armas”, señaló.

Ayer los miembros del Comité Pro Construcción de la Granja Penitenciaria visitaron la construcción para conocer los avances.

No habrá hacinamiento

El empresario Luis Larach manifestó que el apoyo del Gobierno es mayor a través de la tasa de seguridad.

Informó que hasta la fecha en la obra se han invertido 60 millones de lempiras. “Van muy bien invertidos porque todos los costos se están haciendo directamente, acá no hay intermediarios, toda la obra se paga directamente y tiene la mayor eficicacia y calidad también”.

Larach manifestó que las celdas están bien equipadas, que reúnen las condiciones requeridas y en las mismas solo habrá espacio para dos personas que compartirán un baño. “Tienen mucha comodidad y con mucha conciencia que son personas las que van a habitar y ocuparlas, tienen su propio servicio sanitario, su propia ducha y camas”.

Rafael Flores, quien es parte del comité, comentó que el nuevo centro penal consta de 12 módulos con capacidad para 2,500 reos. El empresario dijo que en cada piso habrá un jefe que tendrá una sola llave que abrirá las celdas. “Le hicimos una promesa al Presidente de tener esto listo a finales de diciembre, siempre y cuando contemos con el respaldo de las aportaciones que nos están haciendo”, aclaró.

Monseñor Rómulo Emiliani, presidente del Comité, indicó que las esperanzas de la población penitenciaria que desee ser rehabilitada tendrá más condiciones de hacerlo en el nuevo presidio. “Las dos cosas van unidas, pagar la pena en el marco de seguridad, pero si no se convierten los presidios en escuelas del crimen”.