06/12/2022
09:09 AM

Más noticias

Edifican nuevos proyectos privados en San Pedro Sula

Aunque los inversionistas están demostrando confianza en el país, las obras públicas no han comenzado a verse, y estos son los que generan mayor empleo.

SAN PEDRO SULA

Los nuevos proyectos privados comerciales, industriales y de vivienda continúan surgiendo en la zona norte de San Pedro Sula; sin embargo, las obras públicas están detenidas.

En la ciudad podemos observar nuevas plazas comerciales, gasolineras, unidades de vivienda, condominios, restaurantes y cafés.

Durante estos cuatro meses de 2022, la confianza del sector privado se ha dejado sentir con inversiones en diferentes sectores, en cambio las obras públicas continúan en rezago.

Datos proporcionados por el Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras (CICH) en San Pedro Sula detallan que de enero a marzo de 2022 se aprobaron 89 permisos de construcción, de los cuales hay 168 unidades habitacionales (casas y apartamentos), con un área total de 24,871 metros cuadrados y una inversión arriba de 202 millones de lempiras.

César García, presidente del CICH en San Pedro Sula, declaró que la inversión privada no solo se mantiene, sino que ha tenido un leve aumento, tomando como referencia que la pandemia causó contracción en la economía durante 2020 y 2021.

“Vemos confianza dentro del sector privado para seguir invirtiendo, se retomaron los proyectos que se habían dejado y se están tramitando más permisos de construcción”.

Clave

En San Pedro Sula, los dos grandes proyectos que se están ejecutando son el puente intersección Paso Merendón, en la intersección de los bulevares José Antonio Peraza y Mario Rivas (comenzado en la administración anterior), y el intercambiador de Siglo 21.

García apuntó que es la inversión pública la que está detenida, esperando que el Gobierno Central y la alcaldía sampedrana ordenen todo para que comiencen a ejecutar los grandes proyectos, que generan cientos de puestos de trabajo.

“Nosotros esperamos que a partir de mayo o junio se comience a ver más movimiento. En el sector privado estamos bien, hay confianza, están apuntando a la inversión en San Pedro Sula y valle de Sula”, dijo el profesional de la ingeniería.Aunque hay todo tipo de proyectos, la vivienda sigue siendo el fuerte en la zona norte.

García explicó que para seguir atrayendo inversión nacional y extranjera se debe seguir trabajando en la simplificación administrativa, en la seguridad jurídica y crear las condiciones para que se ejecuten los proyectos.

“Como le digo, esperamos que este segundo semestre del año el Gobierno Central haga las primeras precalificaciones y que se venga el tema de licitaciones. El tema de infraestructura, que al final se convierte en desarrollo y mueve la economía, la construcción mueve muchos sectores”, insistió.

Conforme a expertos consultados, el Gobierno debe contar con gente preparada y con experiencia para la administración de los nuevos proyectos.

“Está complicado porque deben alrededor de 800 millones de lempiras en contratos del Gobierno anterior y, como están verificando que todo esté en orden, se han atrasado y no han iniciado sus inversiones públicas”, opinó uno de los expertos en desarrollo.La construcción genera arriba de 250,000 empleos directos y el doble de indirectos.

Alrededor del 60% de los empleos que da la industria corresponden a la zona norte. En promedio, las inversiones anuales en proyectos superan los 3,000 millones de lempiras.

Arnaldo Martínez, presidente del Capítulo Noroccidental de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), manifestó que, de requerirlo, como Cámara de la Construcción están anuentes a apoyar al Gobierno para los proyectos de infraestructura y energía, que son asuntos trascendentales para el país.Martínez destacó que los grandes proyectos se requieren con prontitud para el desarrollo y generación de empleo.

Fuad Handal Katimi, presidente regional de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), indicó que San Pedro Sula es necesario que crezca en orden, y de esta forma esperan que la alcaldía siga el Plan de Desarrollo Urbano, un instrumento que da las pautas hacia dónde y cómo debe crecer la Capital Industrial.

Hasta 2020, el sector construcción tuvo un crecimiento en los últimos dos años superior al 15% por año en la zona norte.

La construcción de viviendas ha repuntado.