03/07/2022
07:23 AM

Más noticias

Déficit habitacional del valle de Sula supera las 400,000 viviendas

Con el impacto de Eta y Iota, solo en la Capital Industrial quedaron destruidas 88,000 casas, según Copeco.

San Pedro Sula, Honduras.

El complicado acceso a viviendas dignas, seguras y adecuadas es una dificultad a la que se enfrentan miles de familias en la zona norte del país, pese a considerarse un sector altamente industrial.

El valle de Sula guarda entre sus grandes y “modernas” urbes cinturones de pobreza en los que se encuentran georreferenciados 133 hacinamientos irregulares, buena parte de ellos instalados en los bordos de los ríos que cruzan los municipios.

Alberto Benítez, director ejecutivo de Hábitat para la Humanidad, explicó que actualmente la miseria rural y urbana tienen un porcentaje equiparable, por lo que es necesario la creación de la Secretaría de Viviendas y Hacinamientos Humanos, pues con ella se podrían ejecutar soluciones habitacionales de forma democrática.

“Solo en San Pedro Sula tenemos 25 hacinamientos irregulares, de los que 16 son los bordos; a todas esas familias hay que reubicarlas”, dijo Benítez.

Detalló que el valle de Sula tiene un déficit habitacional que supera las 400,000 viviendas, entre nuevas y las que necesitan reparación, una cifra que aumentó hasta este punto debido al impacto de las tormentas tropicales Eta y Iota.

PARA SABER

Hábitat para la Humanidad construye 2,000 viviendas cada año, en las que invierte un promedio de 200 millones de lempiras.

En la Capital Industrial fueron destruidas por los fenómenos naturales 88,000 casas, de las cuales apenas un 5% han podido ser restauradas, de acuerdo con la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

Benítez agregó que a nivel nacional hay 900,000 viviendas que requieren reparaciones y 550,000 ser construidas desde cero; es decir, un total de 1,450,000 en todo el país.