04/03/2024
06:50 PM

Deportación de migrantes disminuyó 90% durante los primeros dos meses

Entre enero y febrero, las autoridades reportan cerca de 4,000 compatriotas repatriados desde EUA y México.

San Pedro Sula

En un 90% se redujo la deportación de hondureños durante los primeros meses del año, registrando en este período 3,666 compatriotas repatriados.

Con relación al año anterior se registran casi 11,000 retornados menos, ya que en 2023 entre enero y febrero la cifra de repatriados superaba los 14,655.

Si la comparativa se realiza tomando como referencia los últimos ocho años, 2023 es en el que menor cantidad de hondureños retornados ha habido entre enero (2,896) y febrero (770).

Estados Unidos, México, Guatemala y Belice son las naciones desde donde se han producido los retornos. De los deportados, 3,071 son adultos y el resto menores de edad, que en su mayoría viajaban sin la compañía de un padre o encargado.

Cada día, unos 1,000 hondureños salen del país, según la CASM. El 70% de los repatriados regresan vía aérea y el resto por tierra desde México y Guatemala.

Migración no parará

A consideración de los expertos en asuntos de movilizaciones irregulares, el fenómeno de la migración no es un problema que mejorará en el país, pese a las estadísticas que hay actualmente.

César Ramos, gerente de incidencia de la Comisión de Acción Social Menonita (CASM), dijo que las razones que han orillado a los hondureños a emigrar no han cambiado a un año del nuevo Gobierno, por lo que se deben replantear estrategias realmente efectivas.

Las condiciones económicas, políticas, las inseguridad y la falta de oportunidades de empleo continúan obligando a miles de hondureños a buscar una mejor vida fuera del territorio.

Consideró que es necesario atacar las causas estructurales de la migración, como el desempleo, pero se debe ir más allá, ya que también se ha identificado que personas empleadas emigran.

Aunque los flujos migratorios siguen siendo grandes desde Honduras, también lo son las deportaciones, por lo que se concluye que el número de migrantes que logra su objetivo final es mínimo.