18/04/2024
01:30 AM

Demandan más obras del Gobierno para el valle de Sula

Mateo Yibrín, presidente de los empresarios, destaca la importancia del valle en la generación de riqueza y pide al Gobierno obras que sumen al desarrollo.

SAN PEDRO SULA

La zona norte, un polo de desarrollo del país, requiere inversiones en infraestructura vial, las represas para evitar inundaciones, garantizar la seguridad jurídica que acabe con las invasiones de tierra, entre otros.

Mateo Yibrín, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), dijo que actualmente el sector privado genera 162,973 empleos asalariados en San Pedro Sula, que representan el 90% de los puestos de trabajo de la zona.

“San Pedro Sula se considera la Ciudad Industrial del país por su gran potencial de generación de riquezas, por ser uno de los polos con mayor influencia de intercambios económicos, culturales y migratorios”, dijo en un encuentro empresarial reciente.

Señaló que San Pedro Sula requiere el desarrollo de una carretera alterna para el paso de la carga desde occidente y otra desde el sur hacia Puerto Cortés que reduzca el tráfico para descongestionar la ciudad y proteger el clima.

Además, apuntó que el valle de Sula urge la restauración y ampliación de los bordos y canales, así como la construcción de las represas El Tablón, Jicatuyo, Los Llanitos y Tornillito para evitar las inundaciones y las cuantiosas pérdidas que han dejado en 2020 y 2022.

El Cohep hace el llamado al Gobierno a priorizar una agenda de generación de empleo, un clima favorable a la inversión y fortalecimiento a la seguridad jurídica.

“Honduras necesita mucha inversión privada nacional y extranjera para ofrecer trabajo y prosperidad a nuestro pueblo”, señaló el líder del Cohep.

Eduardo Facussé, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), declaró que año con año ha habido un crecimiento de los empleos formales medido por el registro en el Seguro Social; sin embargo, este crecimiento está lejos de cubrir la demanda de los jóvenes que salen a la actividad económica cada año, que se estima son alrededor de 200,000.Conforme a datos del Seguro Social, hasta noviembre de 2022 había 845,000 asegurados.

En 2021 eran 813,000 hondureños asegurados y se registró un crecimiento de 32,000 afiliados.De 2018 a 2019 hubo 10,628 asalariados más (781,767), es decir, un total de 792,395; sin embargo, en 2020 bajó a 768,395.

“Lo más prudente es apostarle a la producción nacional; de energía, de alimentos, de ropa, calzado, y no seguir importando la mayoría de estos productos”.

Facussé enfatizó en que debe haber tributos diferenciados para quienes producen, tarifas especiales de energía, más flexibilidad laboral, entre otros incentivos.

" Necesitamos simplificación administrativa, financiamiento para industrializarnos y vamos a generar más empleo. "

José Martín Chicas, directivo de la Andi en San Pedro Sula, indicó que en algunos sectores de la economía sí se han logrado recuperar empleos que se perdieron durante la pandemia.

“En el sector de servicios, restaurantes, hotelería, entretenimiento, ya esos puestos están normalizados, en el tema de producción, manufactura, ahí hay estabilización, pero se ha estado observando un deterioro rápido; por ejemplo, en la exportación de prendas, que por la demanda del mercado se han venido recortando puestos, y también en la agricultura, ya que ha habido mucha invasión y hemos estado viendo mucha inestabilidad, sobre todo en cultivo de aceite de palma”, comentó.

Chicas refirió que el Gobierno debe apoyar la formalidad; es decir, las empresas que crean empleos formales.“Se debe apoyar a la micro, pequeña y gran empresa en seguridad jurídica, en el tema de la inversión en infraestructura del país, en la buena imagen. Apoyar que los que están en la informalidad pasen a la formalidad”.

Agregó que el valle de Sula requiere las obras de mitigación, específicamente las represas, inversión para generar energía eléctrica y que se puedan ejecutar las inversiones comerciales, industriales y residenciales sin problema, resolver el asunto de movilidad con un tráfico vehicular más fluido y que conecte los puertos con los centros de producción, mejorar la cobertura del Seguro Social y sanear las aguas residuales.

Aunque se han logrado recuperar algunos empleos no ha sido en todos los sectores.