San Pedro Sula.

El consumo de agua en el sector residencial aumentó considerablemente en los últimos meses, según el recuento de la concesionaria Aguas de San Pedro y los cobros en los recibos de los usuarios también.

El incremento de consumo se ha registrado en los últimos meses por la pandemia, esto porque las familias sampedranas han permanecido más tiempo en sus casas y el gasto de agua ha sido mayor.

Algunos sampedranos mencionan que los recibos de agua les han llegado con cobros más altos que de costumbre.

“Nosotros pagábamos 500 lempiras y ahora el recibo de agua de nuestra casa llegó a casi a 900 lempiras”, dice Dina Mendoza, una joven que buscaba una respuesta a través de las redes sociales.

“Consultas de saldos y arreglos de pago, clientes ingresar en la página web”: Maurizio Chiovelli
Gerente de Aguas de SPS

El gerente de Aguas de San Pedro, Maurizio Chiovelli, dijo que durante los meses de la pandemia específicamente marzo, abril, mayo y junio, ha existido una variación sustancial en el consumo de agua.

“La producción es la misma. El consumo doméstico ha aumentado, pero ha disminuido la parte comercial e industrial”, indicó. Chiovelli detalló que ellos como concesionaria han garantizado el servicio en este período de cuarentena; pero cuando se habla de héroes únicamente se refieren a los médicos y ellos, los empleados, han hecho un gran esfuerzo por que no falte el agua a los sampedranos.

“Muchos de nuestros empleados se contagiaron con covid-19 al estar en trabajos en los barrios y colonias. Las oficinas están cerradas, pero todos con teletrabajo, y eso nos ha permitido garantizar que no falte el vital líquido a los sampedranos”, detalló.

Agua de calidad

Chiovelli dijo que los sampedranos pueden estar seguros que están recibiendo agua de calidad porque se hacen análisis periódicos “y todo está bajo control y no tenemos ningún tipo de problema”.

El mundo, Honduras y San Pedro Sula viven una crisis sanitaria particular en la que las autoridades no pueden darse el lujo de jugar con el suministro de agua de los habitantes porque se pone en riesgo la salud y la vida de las personas.

El agua es un elemento fundamental para el lavado de manos, algo que debemos hacer todos repetidamente debido a la pandemia del covid-19. Afortunadamente la ciudad cuenta con un suministro de agua potable de clase mundial, dice Chiovelli.

Indicó que pese al verano que se ha tenido en la ciudad, el suministro no ha faltado, pero esto se debe a que se ha hecho uso de los pozos de emergencia.

A la concesionaria le preocupa el hecho de que se siga desperdiciando el agua en muchas comunidades y ha sido mayor en esta pandemia, pues en zonas donde no hay medidores el “consumo” ha sido mayor.