Comienzan reparación de la carretera hacia Ticamaya y Jucutuma

Los trabajos también incluyen el dragado del río Blanco.

Ayer las máquinas trabajaban de lleno en la zona . La obra se prevé que termine en dos meses. Fotos: Amílcar Izaguirre
Ayer las máquinas trabajaban de lleno en la zona . La obra se prevé que termine en dos meses. Fotos: Amílcar Izaguirre

San Pedro Sula

La pesadilla que han vivido por años los habitantes de Ticamaya y Jucutuma está llegando a su fin. El Gobierno inició la reparación de la carretera que por años ha sido un dolor de cabeza para los sampedranos que residen en la zona.

Alberto Chedrani, diputado del Congreso Nacional, informó que luego de gestionar este proyecto urgente ante el Gobierno, el presidente Juan Orlando Hernández ordenó una reparación inmediata.

La maquinaria se movilizó el 20 de julio a la zona y se espera que en dos meses se finalicen los trabajos.

Chedrani detalló que desde el desvío de Cemcol hasta después de la plancha sobre río Blanco, frente a la colonia Buena Inversión y Cablotales, será reconstruido con concreto hidráulico.

Ese trayecto en la actualidad está lleno de baches y los carros turismos con dificultad pasan por la vía.

Chedrani agregó que otro trayecto adicional a este será reparado con bacheo. Además de la reparación se comenzó a desazolvar el río Blanco para evitar que las llenas afecten el paso por la zona.

“La obra que los pobladores solicitaron hace un tiempo tuvo respuesta. Son 70,000 habitantes los que residen en la zona a la cual ya era casi imposible acceder por su deterioro”, señaló Chedrani.

Georgina Bueso, presidenta del patronato Santa Fe Lomas, dijo que están agradecidos por las reparaciones, ya que están luchando para el mantenimiento de la vía desde 2018. Comentó que este año debido a que no había respuesta se organizaron los patronatos para con fondos propios hacer bacheos en las zonas críticas. Bueso dijo que luego de la reparación esperan que se coloque alumbrado eléctrico, un puente en lugar de la plancha y mejora total de la vía.

La Prensa