Municipalidad sampedrana está en deuda en desarrollo social

Según docentes expertos, la alcaldía queda debiendo en el desarrollo social de las comunidades mediante programas locales.

Además de obras, la ciudad debe crecer en desarrollo humano.
Además de obras, la ciudad debe crecer en desarrollo humano.

San Pedro Sula, Honduras.

En las últimas administraciones municipales se ha priorizado la modernización de la ciudad con numerosas obras viales; pero a juicio de expertos, poco se ha planteado por el desarrollo social de las poblaciones.

En el arranque del año se dio a conocer que el presupuesto municipal de 2021 establece L894 millones para infraestructura y L261 millones para salud, una cifra superior en L136 millones a lo destinado a salubridad en 2020; a pesar de esto, la inversión es limitada para mucho sectores.

Israel Rubí, arquitecto, docente de planificación urbana y diseño arquitectónico en la Unah y la Usap, cree que lo más urgente en pro de las comunidades sampedranas “y que no se ha tocado” son los proyectos enfocados en equipamiento urbano.

LEA: ¿Cómo pueden las mipymes participar en feria internacional en EUA?

El artículo 162 del Plan de Arbitrios Municipal clasifica este equipamiento así: descanso, movilidad, información, comercio, seguridad, higiene y recreación. A juicio de este profesional, la alcaldía tiene deuda en los denominados parques lineales, ciclovías y asistencia escolar, entre otras áreas urgentes.

“Hemos atacado la parte vial, y que conste que esos proyectos viales no están muy bien conceptualizados. Se debería trabajar fuerte en el equipamiento escolar, proyectos de escuelas a nivel primario y preescolar en todos los sectores de la ciudad. Asimismo, se debe dotar a todos los sectores de canchas deportivas”, acotó.

En el artículo 64 del Plan de Arbitrios Municipal 2021 se afirma que entre los servicios públicos que presta la Municipalidad de San Pedro Sula podrán incluirse mantenimiento, reparación, equipamiento y operación de escuelas técnicas, escuelas públicas y jardines de niños. “Lo del deporte es un asunto de prevención.

Cuando la gente está ocupada no piensa en otras cosas y se empodera de su barrio con la educación. Así no tienen que desplazarse innecesariamente por educación y no se tiene que hacer tantas obras viales, aquí hemos desviado la inversión a lo vial y estamos echando azúcar en el mar. Mientras localmente no se solucionen los problemas de salud, educación, recreación y seguridad vamos a continuar teniendo desplazamientos, y no hay obra vial que dé solución a esto”, finalizó.

Planes

Isbela Orellana, docente universitaria, socióloga y máster en Tecnología Educativa, manifestó que la alcaldía tiene una deuda muy grande porque da la impresión que la ciudad es únicamente para el tránsito vehicular.

“Se hace un puente o se pavimenta sin considerar los proyectos de tipo social. Se está disminuyendo realmente la calidad de vida de los sampedranos. Hace falta en lo del ambiente, se ha deteriorado en los últimos años. Asimismo, hacen falta los programas de tipo social de prevención, programas para la niñez, juventud y desarrollo de la mujer”, comentó. Orellana dijo que las siguientes administraciones municipales deben trabajar para cumplir con estas áreas porque el fin supremo de la sociedad no son las obras, sino la gente.

La Prensa