Más de 600 buses espera revisar Conapremm para excursiones de verano

Conapremm terminará de inspeccionar las unidades a las 12:00 m del miércoles 8 de abril.

Policía de Vialidad y elementos de Copeco supervisan el interior de una unidad. Foto: Melvin Cubas.
Policía de Vialidad y elementos de Copeco supervisan el interior de una unidad. Foto: Melvin Cubas.

San Pedro Sula, Honduras.

Desde ayer y hasta el 8 de abril, los conductores de buses, rapiditos y taxis que quieran salir de la ciudad durante la Semana Santa, en viajes de excursión, deben someter las unidades a las revisiones físico-mecánicas.

La Comisión Nacional para la Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm) inició ayer las revisiones físico-mecánicas, como una medida para prevenir accidentes durante Semana Santa.

En el plantel de la 33 calle, contiguo a Tranycop, las autoridades del Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT), Copeco, Infop, Bomberos y la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNVT) dieron por inaugurada la jornada de prevención que durará un mes.

Cada una de las instituciones que integran Conapremm verificarán diferentes áreas, como la parte técnica del vehículo, que los papeles de la unidad y del conductor estén en regla, que cuenten con el sistema de emergencia, entre otros.

René Caballero, delegado regional del IHTT, informó que esperan revisar entre 600 a 800 unidades entre buses, rapiditos y taxis.

“Lo principal es que el concesionario tiene suficiente tiempo para traer las unidades a revisión”, dijo.

Conapremm terminará de inspeccionar las unidades a las 12:00 m del miércoles 8 de abril.

La inspección consiste en verificar los sistemas de frenos y el eléctrico, el motor, puertas de emergencia, llantas, entre otras partes del vehículo. Caballero advirtió que aquellas unidades que no hayan sido revisadas no podrán salir de la ciudad, y de querer hacerlo serán decomisadas. El costo por permiso eventual de salida es de L200.

“Esta es una acción preventiva para evitar accidentes y pérdidas humanas. También se inspeccionarán los centros turísticos, balnearios y mercados”, aseveró Alex Estévez, comisionado de Copeco.

Unos 60 elementos de Copeco trabajarán en las inspecciones en centros turísticos y en zonas de vacacionistas.

El comisionado Kemel Ordóñez, de la Policía Nacional, manifestó que estarán vigilantes que los conductores del transporte público y particulares cumplan con la ley. Recordó que las multas van desde L300 hasta L600. De ser reincidentes pueden perder la licencia por seis meses y hasta un año.

La Prensa