Lempira, el regidor que aspira a ser presidente de Honduras

Encabeza el Partido Lidehr, el primero que surge en SPS, asegura el economista.

Más de 22 mil sampedranos han sido deportados de EEUU y México.
Más de 22 mil sampedranos han sido deportados de EEUU y México.

San Pedro Sula.

Consciente de que la lucha es titánica, pero seguro que vencerá todos los obstáculos, el regidor de la alcaldía sampedrana Lempira Viana Mora aspira a convertirse en presidente de Honduras liderando el Partido Liberación Democrático de Honduras (Lidehr).

En diciembre de 2019 entregó la solicitud de inscripción de su partido y asegura que Lidehr es el primero fundado en San Pedro Sula. “Se presentaron 86,492 firmas de las cuales 86,447 fueron validadas por el Consejo Nacional Electoral”.

Detalló que ya se superó el primer filtro y están a días de que San Pedro tenga representación política rompiendo esquemas porque tendrá su sede en el departamento de Cortés.Viana Mora es regidor por el Partido Alianza Patriótica, ya que su aspiración era convertirse en alcalde de los sampedranos.

El regidor es el que efectúa las bodas en el edificio Plaza porque todavía el Consistorial no está listo.

El político es licenciado en Economía con una maestría en Finanzas y ha sido catedrático universitario, actualmente es asesor económico de un bufete de San Pedro Sula.

“Yo participé con el Partido Liberal y quedé decepcionado porque somos personas que queremos que el país y la ciudad se superen, pero no fue posible”, dijo.

Indicó que están buscando personas con carisma, formación profesional y que tengan un buen record, pero lo más importante que amen y quieran trabajar por Honduras.

Reveló que el candidato a alcalde de San Pedro Sula será el abogado José Carabantes, un profesional transparente. El regidor dijo que están rompiendo un monopolio político y quieren ordenar al país, y la austeridad será clave.

Argumenta que hay grandes retos en el país y en la ciudad. Como regidor considera que hay armonía en la Corporación Municipal; pero criticó el distanciamiento con los gerentes municipales.

“No sabemos si por instrucciones del alcalde, pero cuando nos abocamos a ellos o tratamos de llamar nunca responden a los regidores, lo que consideramos una falta de respeto”, aseguró Viana. Dijo que la parte política puede ser más que una respuesta administrativa, y eso es un problema.