Más noticias

Se disparan precios de fertilizantes por crisis de contenedores

Un flete que costaba $2,500, ahora cuesta entre $16,000 y $18,000.

San Pedro Sula, Honduras.

El encarecimiento de los fletes marítimos causado por la crisis de los contenedores, más el alza de la cotización del barril de petróleo en el mercado internacional, está elevando constantemente el precio de los fertilizantes y poniendo en jaque la agricultura hondureña.

En 2020, un saco de 100 libras de abono mineral o químico nitrogenado tuvo un precio promedio de L254.27, en junio de este año alcanzó L355.76, según cifras de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca).

A mediados de 2021 el comercio internacional recuperaba la actividad después de unos 16 meses de parálisis por el covid-19.

La semana recién pasada, mientras puertos importantes del mundo se mantenían saturados de barcos que cobran más de 250% por transportar un contenedor desde Asia, en Honduras un saco de fertilizante 12-24-12 costaba L880, el 18-46-0 L1,100 y el saco de urea 46% alrededor de L800, según datos del Sistema de Información de Mercados y Productos Agrícolas de Honduras (Simpah).

Antes de la pandemia, en 2019, Honduras importó $29 millones en abonos minerales o químicos nitrogenados procedentes de Rusia (62.1%), Estados Unidos (15.85), China (8.33%), Trinidad y Tobago(7.105), Guatemala (2.33%), Colombia (1.46%), Noruega (1.65%), República Checa (1%), Polonia (0.24%), España (0.0048%), Reino Unido (0,031%) y Chile (0.19%), según cifras del Observatorio de Complejidad Económica (OEC).Panorama.

Un análisis del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) indica que “el mercado de fertilizantes se ha visto muy afectado debido al clima extremo en los principales países productores como Rusia, Canadá y China, aunado al cierre de plantas, las sanciones y el aumento de los costos de la energía en Europa y China, empujando los precios más allá de niveles que los comerciantes y agricultores no habían visto desde la crisis financiera mundial”.

En un informe publicado en los últimos días y denominado Impacto del incremento de precios internacionales de los principales commodities, los fletes marítimos, el tipo de cambio en la agroindustria hondureña y otros sectores de la economía, el Cohep estima que “en este comportamiento, el alto precio del gas natural es un ingrediente clave en el proceso utilizado para fabricar fertilizantes a base de nitrógeno que se utiliza en una variedad de cultivos, incluidos el maíz y el trigo, al representar del 75% al 90% de los costos operativos en la producción de nitrógeno”.

Santiago Herrera Valle, gerente del Centro de Investigaciones Económicas y Sociales del Cohep, le dijo a Diario LA PRENSA que “hay una preocupación por el aumento del precio del fertilizante, importante para la producción del país. Esto es provocado porque el petróleo está arriba de los $84, los fletes marítimos de un contenedor arriba del 300% y los barcos retrasados”.

“El tema de los fletes viene de los barcos. Muchas de las condiciones climáticas y otros problemas que se dieron en el canal de Suez y el Golfo, producto de la pandemia, los barcos se quedaron de un lado y los contenedores de otro.

Esto ha provocado una crisis de fletes que está causando un problema grave en el comercio mundial. Los fletes que van o vienen de India, China, Vietnam, Indonesia se han encarecido tres o cuatro veces de lo que costaban. Un flete que antes nos costaba $2,500, ahora nos vale entre $16,000 y $18,000. Son incrementos arriba de los 289% en promedio a nivel mundial, lo cual es una vastedad”, dijo.

Futuro

Para especialistas que participaron como ponentes del seminario virtual Incremento mundial de los costes de los fletes: ruptura de la cadena de suministro, organizado por la International Chamber of Commerce (ICC), la crisis que afecta al transporte marítimo se prolongará hasta 2024.

Los altos precios de los fletes no serán revertidos a corto plazo porque, para agravar la situación, cinco empresas (Maersk, MSC, Cosco Shipping, CMA CGM y Hapag- Lloyd) controlan el 65% del tráfico mundial. En 2008, solo tenían el 46%.

Frente a estos factores externos que están fuera del alcance de los hondureños, el Cohep advierte que “la agroindustria hondureña y otros sectores económicos seguirán enfrentando en los próximos meses una alteración en su estructura de costos por materias primas y fletes”, por lo cual “es de esperar que los retrasos en tiempos de espera y mayores costos logísticos afecten los embarques nacionales en lo que resta del año y en los primeros meses del próximo”.

Guillermo Cerritos, director ejecutivo de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (Fenagh), teme que para algunos sectores productivos, con altos precios de los fertilizantes, el negocio “prácticamente se vuelva insostenible”.

“He hablado con la industria y me ha dicho que está incomprable la urea a esos precios, de casi L1,000 el quintal puesto en Puerto Cortés. A esto hay que añadirle transporte, empaque, ganancia del importador, ganancia del mayorista y distribuidor”, dijo.

Cerritos, quien participó en el seminario del ICC, considera que el alza de precios en los fertilizantes aumenta costos de producción y amenaza la seguridad alimentaria del país.

CRISIS SE PROLONGARÁ HASTA 2024

Rafael Gutiérrez de Mesa, director general para España y Portugal de CEVA Logistics, vaticinó en un seminario internacional que el transporte marítimo no superará la crisis a corto plazo.

“No quiero ser pesimista, pero no tenemos por delante unos momentos buenos, 2022 será un año muy complicado. La mayoría del sector cree que hasta seguramente 2023 o 2024 no va a ser capaz la demanda de acomodarse a la oferta”, dijo en el seminario Incremento mundial de los costes de los fletes: ruptura de la cadena de suministro, organizado por la International Chamber of Commerce (ICC) y en el cual participaron hondureños vía Zoom.

Anunció que en 2023 “entra la nueva normativa IMO2023” y “esto hace que haya que emitir menos azufre (...) tendrán seguramente que reducir la capacidad de esos barcos y en algunos casos ir cada vez más despacio para poder cumplir con esas emisiones”.

$!Escasos contenedores en Puerto Cortes.

En un informe publicado en los últimos días y denominado Impacto del incremento de precios internacionales de los principales commodities, los fletes marítimos, el tipo de cambio en la agroindustria hondureña y otros sectores de la economía, el Cohep estima que “en este comportamiento, el alto precio del gas natural es un ingrediente clave en el proceso utilizado para fabricar fertilizantes a base de nitrógeno que se utiliza en una variedad de cultivos, incluidos el maíz y el trigo, al representar del 75% al 90% de los costos operativos en la producción de nitrógeno”.

Santiago Herrera Valle, gerente del Centro de Investigaciones Económicas y Sociales del Cohep, le dijo a Diario LA PRENSA que “hay una preocupación por el aumento del precio del fertilizante, importante para la producción del país. Esto es provocado porque el petróleo está arriba de los $84, los fletes marítimos de un contenedor arriba del 300% y los barcos retrasados”.

“El tema de los fletes viene de los barcos. Muchas de las condiciones climáticas y otros problemas que se dieron en el canal de Suez y el Golfo, producto de la pandemia, los barcos se quedaron de un lado y los contenedores de otro.

Esto ha provocado una crisis de fletes que está causando un problema grave en el comercio mundial. Los fletes que van o vienen de India, China, Vietnam, Indonesia se han encarecido tres o cuatro veces de lo que costaban. Un flete que antes nos costaba $2,500, ahora nos vale entre $16,000 y $18,000. Son incrementos arriba de los 289% en promedio a nivel mundial, lo cual es una vastedad”, dijo.

Futuro

Para especialistas que participaron como ponentes del seminario virtual Incremento mundial de los costes de los fletes: ruptura de la cadena de suministro, organizado por la International Chamber of Commerce (ICC), la crisis que afecta al transporte marítimo se prolongará hasta 2024.

Los altos precios de los fletes no serán revertidos a corto plazo porque, para agravar la situación, cinco empresas (Maersk, MSC, Cosco Shipping, CMA CGM y Hapag- Lloyd) controlan el 65% del tráfico mundial. En 2008, solo tenían el 46%.

Frente a estos factores externos que están fuera del alcance de los hondureños, el Cohep advierte que “la agroindustria hondureña y otros sectores económicos seguirán enfrentando en los próximos meses una alteración en su estructura de costos por materias primas y fletes”, por lo cual “es de esperar que los retrasos en tiempos de espera y mayores costos logísticos afecten los embarques nacionales en lo que resta del año y en los primeros meses del próximo”.

Guillermo Cerritos, director ejecutivo de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (Fenagh), teme que para algunos sectores productivos, con altos precios de los fertilizantes, el negocio “prácticamente se vuelva insostenible”.

“He hablado con la industria y me ha dicho que está incomprable la urea a esos precios, de casi L1,000 el quintal puesto en Puerto Cortés. A esto hay que añadirle transporte, empaque, ganancia del importador, ganancia del mayorista y distribuidor”, dijo.

$!La agroindustria hondureña comienza a sufrir los embates de la crisis de contenedores internacional.

Cerritos, quien participó en el seminario del ICC, considera que el alza de precios en los fertilizantes aumenta costos de producción y amenaza la seguridad alimentaria del país.

CRISIS SE PROLONGARÁ HASTA 2024

Rafael Gutiérrez de Mesa, director general para España y Portugal de CEVA Logistics, vaticinó en un seminario internacional que el transporte marítimo no superará la crisis a corto plazo.

“No quiero ser pesimista, pero no tenemos por delante unos momentos buenos, 2022 será un año muy complicado. La mayoría del sector cree que hasta seguramente 2023 o 2024 no va a ser capaz la demanda de acomodarse a la oferta”, dijo en el seminario Incremento mundial de los costes de los fletes: ruptura de la cadena de suministro, organizado por la International Chamber of Commerce (ICC) y en el cual participaron hondureños vía Zoom.

Anunció que en 2023 “entra la nueva normativa IMO2023” y “esto hace que haya que emitir menos azufre (...) tendrán seguramente que reducir la capacidad de esos barcos y en algunos casos ir cada vez más despacio para poder cumplir con esas emisiones”.

$!Se disparan precios de fertilizantes por crisis de contenedores