28/06/2022
01:04 AM

Más noticias

Policía de Fronteras ha tenido alertas de pandilleros salvadoreños en Honduras

En varias comunidades fronterizas de Honduras con El Salvador los pobladores, tras el estado de excepción y ante la zozobra, han dado alertas a las autoridades de sospechosos.

Lempira

Debido al estado de excepción que mantiene el gobierno de El Salvador en contra de mareros y pandilleros, la Policía de Fronteras de Honduras ha recibido alertas de varios poblados sobre la llegada de estos antisociales al país, lo cual ha sido descartado por las autoridades.

El comisionado Julio Romero Canales, director Nacional de la Policía de Fronteras, confirmó al equipo de LA PRENSA Premium que han recibido alerta de ciudadanos que viven en zonas fronterizas, por lo que han desplegado patrullajes.

Vigilancia

En algunos puntos ciegos realizan patrullajes grupos de militares de El Salvador y Honduras, además que los registros se han intensificado por la huida de pandilleros y mareros.

Indicó que han recibido alertas de las aldeas Colomoncagua, San Antonio, Santa Lucía, Mapulaca, La Virtud y Virginia -todas en zonas fronterizas-, pero mantienen vigilancia y en visitas recientes pudieron constatar que hay bastante presencia de militares de El Salvador.

Romero apuntó que desde el mes pasado Honduras ha entregado a El Salvador cinco pandilleros de la estructura criminal Mara Salvatrucha y se han reforzado los registros en puntos fronterizos y vigilancias en pasos ciegos.

Con El Salvador, Honduras tiene una extensa frontera que va desde los departamentos de Valle, pasa por La Paz, Lempira, Intibucá y termina en Ocotepeque, explicó.

Puntos

Habitantes de aldeas fronterizas de El Salvador y Honduras en Ocotepeque y Lempira comercializan productos por puntos ciegos y hasta alimentan sus animales en esas zonas.

En ese sentido, “priorizamos la seguridad en todos los puntos y el escudo terrestre que se ha mantenido entre los dos países evitando que los pandilleros logren huir”.

Alertas

Para las autoridades de seguridad es de mucha ayuda que los mismos ciudadanos den alertas sobre la presencia de los pandilleros en los poblados fronterizos, pero señalan que en estos casos hay ciudadanos que se alarmaron sin razón por las medidas que impuso el gobierno de El Salvador, pues hay bastante vigilancia de ese país.

Unos de los puntos ciegos en los que las autoridades policiales y militares dicen mantener más labores de patrullajes y de inteligencia es en zonas de Ocotepeque, Lempira e Intibucá, pues son puntos que buscan los salvadoreños para pasar de forma ilegal.

El vocero de las Fuerzas Armadas, José Coello, también indicó que en las fronteras y puntos ciegos se mantienen patrullajes y vigilancia, así como registros de buses y la revisión de personas en bases de datos para saber si tienen órdenes de capturas.

Militarizado

Durante los recorridos de LA PRENSA Premium en zonas fronterizas con El Salvador se pudo constatar la presencia militar del 17 batallón de Gracias en la zona de San José Olosingo en Lempira.

Medidas

En poblados de El Salvador ven con buenos ojos las medidas adoptadas por el gobierno de su país, que está capturando a miembros de estructuras criminales.

En esa zona solo permanecen cinco militares que son rotados cada 22 días y, según pobladores, hacen recorridos durante las noches por las zonas cercanas y pasos ciegos de la comunidad.

Sin embargo, pobladores que habitan en las cercanías del Peñón de Cayaguanca en San Rafael, Ocotepeque, manifestaron que desde la pandemia los militares no volvieron a llegar a la zona fronteriza.

Otros ciudadanos de la zona fronteriza en las montañas de la comunidad de Los Limones, en Lempira, comentaron que a veces miraban alguna patrulla de la Policía Nacional subir para hacer vigilancias.

Por ahora los pobladores de las zonas fronterizas de Ocotepeque y Lempira dicen vivir tranquilos, pues los pandilleros si logran pasar no se quedan en las comunidades.

El Salvador

El equipo de LA PRENSA Premium también visitó tres municipios salvadoreños -La Unión, San Miguel y Concepción de Oriente- para constatar el cambio en la seguridad a raíz del estado de excepción decretado por el presidente Nayib Bukele para aplicar la casería de pandilleros.

Los grafitis alusivos a las pandillas son borrados de los muros en las colonias de estos municipios, las personas recuperan las casas que les habían quitado y los “muchachos” buscan salir del país a como dé lugar, muchos ya están cómodos en Honduras que no blindó su frontera en la emergencia.