Más noticias

Proponen permanencia laboral para personal de salud que combate COVID-19

Médicos, personal asistencial y demás sanitarios que laboran por contrato, estarían obteniendo su permanencia laboral, según Mauricio Oliva, presidente del Congreso Nacional.

Tegucigalpa, Honduras.

Mauricio Oliva, presidente del Poder Legislativo, presentó en las últimas horas un proyecto de decreto para que médicos, personal asistencial y demás sanitarios que están enfrentando la pandemia del coronavirus en Honduras, obtengan su permanencia laboral.

$!Foto: La Prensa

Diputado Mauricio Oliva
“Presenté proyecto de Ley para que todo médico, personal asistencial y demás sanitarios que laboran por contrato y que están enfrentando con valentía en en primera línea la pandemia del COVID-19, se les reconozca y agradezca su servicio a la patria”, manifestó Oliva.

Asimismo, el titular de la Cámara Legislativa explicó que el agradecimiento a ese personal de la salud se hará “dándoles su acuerdo de permanencia laboral”.

Oliva, quien también es médico de profesión, presentó este decreto que vendría a beneficiar a los médicos que por más de un mes han estado en extensas jornadas de trabajo en los centros asistenciales donde se atienden casos del COVID-19.

Afectados por el virus

Según se conoció días atrás, al menos menos 26 médicos, 37 enfermeras y ocho trabajadores infectados es el saldo que deja la lucha contra la pandemia en nuestro país.

El personal médico directamente afectado hasta ahora radica en los departamentos de Cortés, epicentro actual de la pandemia en Honduras, Colón, Francisco Morazán, Atlántida y Yoro.

La Secretaría de Salud ha contratado personal temporal para atender la emergencia por el coronavirus en los hospitales públicos en San Pedro Sula, sin embargo, muchos han renunciado por temor a contagiarse.

Relacionada: Salud dará L10 millones para salas de COVID-19 en Puerto Cortés

Médicos, licenciadas en enfermería y enfermeras auxiliares han sido contratados bajo programas gubernamentales, específicamente para las salas que atienden a los enfermos por COVID-19, entre tanto, personal permanente de edad avanzada y con enfermedades de base han sido suspendidos de sus labores como medida de prevención.

De acuerdo con las secretarías de Finanzas y de Salud, se han destinado 65 millones de lempiras en la contratación de recurso humano para los hospitales y centros de atención bajo el programa Chamba Comunitaria.

Personal de salud sigue pidiendo equipo, mientras autoridades aseguran que se ha equipado al personal en los hospitales. En tanto, los médicos y enfermeras protestan por equipo de protección adecuado para atender a pacientes.