Redacción.

Piedad Huerta, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) en Honduras, habló con LA PRENSA y explicó que todas las medidas de contención implementadas mantienen un cierto control de casos. Pero que hay que estar atentos al subregistro debido al bajo número de pruebas. Cortés -asegura- necesita un trabajo fuerte para detección de casos, aislamiento, identificación de contactos y cuarentena.

LEA: Ascienden a 61 los muertos por COVID-19 y a 661 los casos positivos

¿Cuál es el análisis que hace de la situación en Honduras?

Gracias a todas las medidas de contención que se han tomado en el país se ha logrado mantener un número de casos hasta cierto punto controlado. Sin embargo, somos conscientes que debe haber un subregistro de casos debido al bajo número de pruebas que se han podido llevar a cabo.

Un indicador revelador de cómo se está presentando la pandemia en las diferentes regiones del país se refleja en el número de casos registrados, internamientos en hospitales y fallecimientos. Si comparamos la región de Cortés que actualmente tiene más del 74% de casos positivos, el 72% de hospitalizaciones y 81% de fallecimientos, con el resto de departamentos que en su conjunto alcanzan el restante 26% de casos positivos, un 28% de hospitalizaciones y un 19% de fallecimientos, nos damos cuenta que la información es correspondiente a una curva de casos semiaplanada a nivel nacional.

Esto quiere decir que si estuviéramos viendo un alto porcentaje de personas llegando a hospitales en los otros departamentos, en estado de severidad o gravedad y sin diagnóstico, significaría que la epidemia está mucho más extendida de lo identificado.

Sin embargo, con el ascenso rápido en Cortés reconocemos que hay un trabajo fuerte que hacer de detección de casos, aislamiento, identificación de contactos y cuarentena bajo vigilancia epidemiológica y médica. Hay que reforzar las medidas de prevención.

¿Cómo se interviene San Pedro Sula?

El reforzamiento que se ha dado en los últimos días a la vigilancia epidemiológica es fundamental para mejorar la detección de casos nuevos, su aislamiento, el seguimiento de contactos y ponerlos en cuarentena obligatoria bajo vigilancia epidemiológica y médica. La OPS junto con la Secretaría de Salud mantuvimos durante las últimas dos semanas una misión de trabajo en terreno para capacitar los equipos de respuesta rápida y de vigilancia. Confiamos en que esta labor mejorará las medidas de contención de la epidemia.

¿Con la llegada de los médicos cubanos cómo la califica y cómo se integran con los médicos hondureños?

Es muy importante reforzar los recursos humanos especializados, ya que el número de especialistas en la materia que compete a la pandemia son muy pocos en Honduras. ¿Qué nuevos protocolos está implementando OPS?

La OPS y la OMS mantienen un trabajo continuo de actualización y elaboración de protocolos, guías, cursos de capacitación y materiales de comunicación, los que se comparten de manera oficial con las autoridades de Salud del país y diversos gremios. En relación con el protocolo de manejo de casos, la OMS se ha embarcado en un estudio multicéntrico (de muchos países del mundo) denominado Solidarity (Solidaridad), para valorar algunos tratamientos, del cual Honduras es parte. En cuanto a pruebas laboratoriales para detección de casos se mantiene la recomendación de llevar a cabo pruebas moleculares (RT-PCR) que detectan el virus en el organismo y no el uso de pruebas rápidas, ya que estas últimas tienen un alto porcentaje de resultados falsos positivos y falsos negativos.

¿Qué opina de la incorporación de algunos medicamentos que están dando resultados preliminares positivos?, ¿hay avances del proyecto Solidaridad?

El proyecto de investigación de tratamientos médicos de la OMS Solidarity, al cual Honduras presentó su solicitud de ser incorporado y fue aceptado, está listo para su implementación en los hospitales del país, tanto la Secretaría de Salud como la Universidad Autónoma de Honduras han cumplido con los requerimientos para dar inicio y la OMS enviará los medicamentos a ser probados en los hospitales seleccionados. En otros países ya está iniciado el proyecto de investigación y se espera contar con resultados preliminares en algunas semanas.

Ha dicho que el pico de la pandemia será en junio, ¿se mantiene esa proyección?

Las proyecciones se basan en un modelo matemático que se utiliza como una herramienta para la planificación y organización del sistema de salud para lograr un equilibrio entre el aumento de la demanda de pacientes y la capacidad de respuesta del sistema de salud.

Es una proyección que puede cambiar con base en el éxito de las intervenciones que se llevan a cabo. Hay varios grupos académicos y de epidemiólogos que han corrido este tipo de modelos matemáticos y casi todos coinciden en esas fechas. Sin embargo, hay que estar claros que esta epidemia puede presentarse como en olas, es decir, alcanzar un pico y bajar y luego volver a subir.

¿Es conveniente o no el tiempo de reabrir el comercio e industria?

Debe haber una planificación priorizada y paulatina para reabrir el comercio y la industria que sea indispensable para la vida misma. Mientras no se cuente con recursos de salud suficientes es muy importante mantener aplanada la curva para que los enfermos fluyan poco a poco y se les pueda atender sin sobresaturar los servicios de salud.

¿Debe extenderse el toque de queda en el país?

Entre más tiempo nos quedemos en casa, más lograremos contener la epidemia.