San Pedro Sula, Honduras

Si agosto de este año fue el peor mes desde que la pandemia de covid-19 hizo su aparición en Honduras, el mes de octubre puede considerarse, al menos en este 2021, uno de los mejores.

El mes recién terminado encuentra al todavía peligroso virus (y sus variantes) en situación de retroceso en casi todos los frentes:

· El número de contagios diarios reportados por las autoridades se desplomó un notable 67.7%

· El número de fallecimientos se redujo a poco más de la mitad de los registrados en el mes precedente.

· El promedio de casos positivos por día retrocedió en más de 16%

Notable caída de contagios

Las cifras de contagios diarios reportados por el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) registró una notable caída durante el mes de octubre. De acuerdo con las cifras oficiales, durante el último mes se reportaron 8,934 casos diarios, un promedio de apenas 288.2 casos por día, en comparación de los 26,031 registrados en septiembre (promediando 867.7 casos diarios).

Este notable retroceso en octubre viene a confirmar una tendencia que ya se había observado en septiembre, en el sentido de que la cantidad de casos que se confirmaban cada día, estaba disminuyendo.

Esto ocurrió después de alcanzar el pico absoluto de contagios en agosto, cuando más de 42,700 hondureños se reportaron como contagiados en dicho mes, en que sería el peor desde el inicio de la pandemia en mazo de 2020.

Muertes siguen bajando

Octubre representa el segundo mes consecutivo con la cifra de muertes a la baja, de acuerdo con los informes oficiales.

Durante el mes recién terminado, se produjo un retroceso de 51% en el número de fallecimientos por causa de la enfermedad.

En octubre se registraron al menos 425 muertes asociadas a la covid-19, un nivel que no se registraba desde el mes de enero pasado y en el cual, la campaña de vacunación parece estar danto frutos, luego de registrar 868 muertes en septiembre y cerca de 1,100 en agosto, que también en este frente repite como el peor mes desde el inicio de la pandemia.

El nivel más bajo de positivos

Sin embargo, es en la tasa promedio de positivos donde resulta más evidente el retroceso de la covid-19.

Por segundo mes consecutivo, el promedio de casos positivos se redujo significativamente en octubre. Con una tasa de apenas 13.2 casos por cada 100 pruebas realizadas, la cifra de este último mes es la más baja de todas, superando incluso a la de los dos primeros meses de la pandemia, cuando fue de 18.6 (marzo 2020) y 19.5% (abril 2020).

El dato de octubre se encuentra en el extremo opuesto del pico alcanzado en agosto del 2020, cuando la tasa de positivos rondaba alrededor del 45%.

Menos pruebas procesadas

De la mano con la reducción de contagios, muertes y tasa de positivos, el promedio de pruebas diarias procesadas también mostró un retroceso en octubre.

Este indicador encadenó el mes pasado, su segundo mes consecutivo a la baja con un promedio de 2,298.4 pruebas diarias, lo que lo acerca al promedio absoluto de toda la pandemia, que en este momento es de 2,017.4.

Un mayor número de pruebas procesadas permite atender y aislar más prontamente a los nuevos casos de contagio y si bien este factor no incide en dichas tasas, la reducción de sus números no debe ser interpretado como una buena señal.

Mayor letalidad

La reducción de casos confirmados de covid-19 en el país tiene el curioso efecto de hacer que aumente la tasa de letalidad.

Esto sucede porque, proporcionalmente, la cantidad de fallecimientos no se reduce tan rápido como la de nuevos contagios, lo que eleva la letalidad.

De ahí que, en octubre, este indicador aumentase en seis décimas de punto porcentual, pasado de una tasa promedio de 2.65% en septiembre, a 2.71% en octubre.

Aunque el retroceso de la pandemia en el país resulta alentador, todavía es muy pronto para bajar la guardia y relajarse.

Las cifras están mejorando, pero el problema todavía está lejos de resolverse. De hecho, el jefe de la Unidad de Epidemiología de Sinager, José Lara, advirtió a la población que deje de aplicar las medidas de bioseguridad: Lavado frecuente de manos, mascarilla y mantener la distancia.

La razón para esto es que, durante la temporada de fin de año, las familias acostumbran viajar para reencontrarse y pasar juntos las fiestas, por lo que se espera un nuevo repunte de casos a comienzos de 2022.