19/05/2022
05:54 AM

Más noticias

Es urgente proteger al valle, dice Cámara de la Construcción

La Chico y el BID instan para que el valle de Sula cuente con una entidad autónoma que esté a cargo de la protección y el desarrollo de la región.

SAN PEDRO SULA

El valle de Sula, bañado por los grandes ríos Chamelecón y Ulúa, tiene planicies inundables que han sido habitadas de manera equivocada con la edificación de viviendas y un crecimiento desordenado que ha puesto en peligro vidas humanas, reflexionó la junta directiva de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico) en un análisis.

“Los acontecimientos que todos vivimos en 2020, en especial quienes habitan en el valle de Sula, con el paso de las tormentas Eta y Iota por territorio hondureño, debe motivarnos a tomar determinaciones urgentes que solucionen el drama humano, la destrucción del sistema productivo e infraestructura en la zona más productiva de Honduras”, expresó Kathya M.

Pastor, presidenta de la gremial, al tiempo de recordar que desde 1950 en Honduras han impactado más de 80 huracanes “y desde el paso del huracán Mitch, que fue el evento más catastrófico con las mayores cantidades de lluvia, debimos comenzar a construir represas que nos permitieran contener las enormes cantidades de agua que corren no solo por el valle de Sula, sino por los departamentos de Yoro, Colón, Santa Bárbara, Copán y otros”.

La Chico, a través de sus afiliados, que se destacan por ser ingenieros de renombre, han planteado la construcción de las represas El Tablón, Los Llanitos y Jicatuyo como obras multipropósito, en las cuales además de contención de inundaciones se podrán establecer proyectos de generación de energía y sistemas de riego.

En ese sentido, los especialistas instan a que como proyectos complementarios las autoridades deben considerar la construcción de bordos de contención, canales de alivio y dragado de ríos.

“Apelamos para que nuestros Gobiernos tengan una visión a largo plazo y se reactiven los estudios geológicos, hídricos, ambientales y financieros que se requieren para el diseño de un plan maestro de control de inundaciones que pueda ser suficiente sustento para buscar el financiamiento con los organismos internacionales de crédito e iniciar cuanto antes la construcción de estos proyectos, que además generarán una gran cantidad de empleos, que tanto necesitamos hoy en Honduras”, agregó la ingeniera Pastor en el análisis.

Las reflexiones forman parte de un boletín de la Chico, en el cual también consideran necesario contar con una entidad técnica regional, con autonomía y capacidad, para que esté a cargo de la protección contra inundaciones y desarrollo del valle de Sula.

El valle de Sula alberga a cinco de los diez municipios que recibieron más retornados a Honduras durante 2019, siendo San Pedro Sula el principal.

También de infraestructura de emergencia, es decir, albergues y zonas de resguardo para las poblaciones en riesgo inminente ante una inundación

Reacciones

Durante el panel “Reconstrucción y reactivación económica”, desarrollado ayer como parte de la apertura del Congreso de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), Jaime Díaz, vicepresidente ejecutivo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), mencionó los esfuerzos de la institución financiera multilateral por la recuperación ante las inundaciones en el valle de Sula, el resto de Honduras y demás países centroamericanos.

“Trabajamos en un programa de reconstrucción. Estamos financiando estudios para represas que van a permitir contener los momentos de inundaciones, que han sido críticos en toda Honduras, que además pueden ayudar en el tema de agua y de energía, que es tan importante en la región”, manifestó el ejecutivo guatemalteco.

Una evaluación de los efectos e impactos causados por la tormenta tropical Eta y el huracán Iota en Honduras, hecho por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), identificó las acciones para gestionar el riesgo en el valle de Sula y contribuir a una reconstrucción resiliente.

Para saber

Una parte importante del incremento de la resiliencia ante inundaciones, sobre todo en el caso del valle de Sula, viene mucho de la construcción.

Por ejemplo, de la implementación de regulaciones que consideren diseños de vivienda en dos plantas o con primeros pisos “permeables”.

En ese sentido, sugiere el fortalecimiento de los mecanismos de operación para el control de inundaciones de la represa El Cajón.

La existencia de la represa Francisco Morazán (El Cajón) en la cuenca del río Ulúa y un volumen de almacenamiento de 5,700 metros cúbicos es un aspecto importante para ayudar a la disminución de los picos de crecidas y de las inundaciones.

“Se recomienda fortalecer las reglas de operación de crecidas en este embalse que minimicen el riesgo y refuercen el prevaciado del embalse cuando haya predicciones de lluvias de gran magnitud”, dice el BID.

Al igual que la Chico, la multilateral plantea recuperar modelos como el del Consejo Ejecutivo del valle de Sula, que resultó exitoso después del huracán Mitch para implementar obras de control de inundaciones que redujeron el riesgo en diversas zonas del valle. Sin embargo, con la desaparición de la comisión en 2010 no se estableció un mecanismo alternativo para la gestión y el mantenimiento de las obras.

En la tragedia, el Cohep y el BID donaron a las familias afectadas del valle 372,000 libras de alimentos y otras más de medicamentos y productos de higiene.

Por otro lado, el BID considera importante revisar la estructura de funcionamiento de este tipo de comisiones, haciéndolas más participativas, integrando a municipios y sociedad civil y mejorando su transparencia.

En tanto, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), a través del Centro de Investigaciones Económicas y Sociales (Cies), expuso que la pandemia del covid-19 y el paso de las tormentas Eta y Iota obligaron a los países de la región centroamericana a incrementar sus presupuestos generales para hacer frente a la crisis sanitaria, económica y social.

“En tal sentido, el presupuesto general promedio de la región para 2021 representó el 32% del producto interno bruto (PIB), siendo Honduras y Panamá los países con el presupuesto general con relación PIB más alto de la región”, según un boletín que la gremial publicó ayer.

Los presidentes de las Cámaras de Comercio e Industrias de Cortés, Santa Cruz de Yojoa, Villanueva y El Progreso expondrán mañana a candidatos a diputados de Cortés y Yoro propuestas para impulsar el desarrollo social y económico del valle de Sula.

Dirigentes de las gremiales adelantaron a LA PRENSA que plantearán la necesidad urgente de proteger el valle de Sula, que sigue siendo vulnerable a los desastres, y que se concreten las obras, como la construcción de las represas, cuyos estudios de factibilidad tienen cuatro décadas.

Es urgente proteger al valle, dice Cámara de la Construcción