29/09/2022
04:35 PM

Más noticias

Canasta básica: Demandan rebaja y cuestionan que disminución de combustibles no se refleja en alimentos

Los sectores obreros argumentan que no se necesitan estrategias, solo voluntad para efectuar la reducción del valor de los alimentos y tarifas.

San Pedro Sula. Ni la quinta rebaja efectiva a los precios de los combustibles ha sido suficiente para que los precios de la canasta básica sean reducidos en Honduras.

El sector empresarial asegura que no se puede efectuar la disminución porque el diésel, el principal combustible de la economía hondureña, sigue situándose en valores altos.

“Si bien estamos viendo una tendencia hacia la baja, no se podría decir que esa tendencia vaya a producirse en menores precios de los bienes y servicios porque el galón de diésel sigue estando arriba de los 100 lempiras”, argumentó Alejandro Kaffati, gerente de Política Económica del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

Para saber

Casi 10,500 lempiras es el costo de la canasta básica en Honduras hasta junio anterior, según un monitoreo del BCH.

Para la clase obrera, sin embargo, la rebaja simplemente no se refleja porque no hay voluntad en los empresarios.

“No estamos pidiendo sacrificios, solamente queremos justicia, queremos que haya voluntad por el bien de la población”, expresó Adalid Irías, presidente de la Asociación para la Defensa de la Canasta Básica (Adecabah).

La Unidad de Datos de LA PRENSA Premium analizó el comportamiento de los precios de los combustibles a nivel nacional en lo que va de 2022 y verificó los efectos en los costos de la canasta básica.

<b>La carne no es para todos debido a su alto costo. </b>

Sin efecto

A excepción de la semana del 14 al 20 de febrero, el precio de los combustibles fue al alza. Una semana después de que inició el conflicto entre Rusia y Ucrania, Honduras alcanzó valores históricos.

Por ejemplo, del 4 al 10 de julio fue cuando se registraron los costos más altos de lo que va de 2022: la gasolina superior llegó a los 146.5 lempiras el galón, que son 3.7 litros, mientras que la regular 126.3 y el diésel 124.5.

Pero desde el 11 de julio a la fecha, los precios han caído en al menos 24.12 lempiras, como es el caso de la superior, que pasó de los 146.5 a los 121.82.La regular, con precios fijados hasta el 14 de agosto, se cotiza en 109.5 lempiras, seis lempiras menos que los 115.4 del diésel.

No obstante, la disminución en los combustibles producto de la caída del valor del petróleo (que fue por el temor a la recesión mundial) no se ha trasladado a los costos de la canasta básica en Honduras.

“El problema es que cuando se reduce el precio (de los combustibles) no se reduce el grado de refinería de los combustibles que actualmente tiene el mundo”, dijo en tanto Kaffaty.

“Nosotros hemos presentado varias propuestas para mantener estable el precio de los combustibles; sin embargo, eso va a depender del mercado internacional”, agregó.

<b>El pasaje del transporte público tampoco ha tenido rebajas. </b>

Comer, un lujo

Tal parece que ingerir alimentos, que es indispensable para mantener vivo el organismo, se está convirtiendo en un lujo más que una necesidad para la mayoría de los hondureños.

El boletín del precio de la canasta básica de junio, el más reciente del Cohep, indica que el costo promedio es de 6,999.13 lempiras por mes en San Pedro Sula.

Esa cifra representa un incremento de 101.42 lempiras (1.47%) con respecto al costo de abril de este año, que se situó en 6,897.71.

Otro aspecto es que el costo promedio mensual de los principales nueve productos que conforman la canasta básica representó hasta mayo pasado el 59.2% del costo total, unos 4,143 lempiras.

El Cohep atribuye el encarecimiento de la comida a la tensión mundial entre Rusia y Ucrania, que ha incidido en los aumentos continuos de precios en los insumos para la producción y los costos de transporte.

Entre los productos que aumentaron de forma significativa están el litro de leche, con 1.15 lempiras (4.9%), y la libra de manteca vegetal, con 0.90 centavos (4.2%); por ejemplo.

En cuanto a valores absolutos, la canasta básica tiene un precio de 10,445.80 lempiras a nivel nacional, con base en el monitoreo de precios del Banco Central de Honduras (BCH).Esos números también muestran que el costo per cápita de una familia de cinco miembros fue, hasta junio, es de 2,089.16 lempiras por mes.

De acuerdo con el BCH, el índice de esta agrupación experimentó una variación mensual de 2.03%, resultado de mayores precios en determinados productos de origen agropecuario y cárnico, como papa, cebolla, lechuga, frijoles, chile dulce, maíz, arroz, plátano, tajo, bistec e hígado de res.

Además, en junio pasado tuvieron alza en sus precios productos industrializados como tortillas, mantequilla pasteurizada, galletas, café y cereales. No obstante, en junio de 2022 se observó disminución en el precio promedio ponderado de ciertos productos: queso seco, mango, harina de trigo, pescado, sandía, limón, yuca, piña y banano.

Canasta básica: Demandan rebaja y cuestionan que disminución de combustibles no se refleja en alimentos

Analistas económicos dijeron a LA PRENSA Premiun que los alimentos continuarán con su tendencia alcista, sobre todo los bienes importados.Pero Irías, titular de Adecabah, enfatizó en que el precio de la canasta básica debería reducirse para que más hondureños accedan a la comida básica.

“Debería haber un alivio al costo de la canasta básica de entre un 5 y 7%”, expresó.“A esto debe ser automático, no es de hacer análisis, simplemente es de hacer efectiva la rebaja, así como se encarece cuando suben los precios de los combustibles”, agregó.

Otros expertos coinciden en que la reducción al precio de la canasta básica pasa por dos factores: que los empresarios lo acuerden junto a un impulso del Gobierno.

Mientras Adecabah acuerda una reducción a la canasta básica con el Cohep, el diputado liberal Mario Segura presentó ayer una moción exhortativa para la disminución.

“Vamos a hacer todas las investigaciones pertinentes y necesarias para ver de qué manera la rebaja del combustible se refleja en la canasta básica”, puntualizó.

Lo cierto es que mientras se define la posible rebaja o se confirma la que está o aumenta, a los hondureños mes tras mes les cuesta llevar la comida a sus hogares por sus bajos ingresos.