En 45% crece ingreso de remesas familiares en Honduras

El 90% de las remesas que recibe Honduras procede de emigrantes que viven en Estados Unidos. Más de una quinta parte del PIB depende de estas divisas.

Reducir 3% los costes medios de las transferencias a nivel mundial, las familias receptoras de remesas ahorrarían $20,000 millones al año. EFE/LENIN NOLLY.<br/>
Reducir 3% los costes medios de las transferencias a nivel mundial, las familias receptoras de remesas ahorrarían $20,000 millones al año. EFE/LENIN NOLLY.

SAN PEDRO SULA

Más del 90% de las remesas familiares que recibe Honduras procede de los inmigrantes en Estados Unidos, un 1.7%, llega desde España, un 1.1% de Canadá, 1.1% de Panamá y el restante 3% de otros países, de acuerdo con un reporte del Banco Central (BCH).

Las transferencias de dinero enviadas al país de enero a mayo de 2021 sumaron $2,857.4 millones (L70,006 millones), un 45% más que en el mismo período de 2020. El monto superó en $885.6 millones las remesas recibidas en los primeros cinco meses del año pasado ($1,971.8 millones).

Las remesas de mayo ascendieron a $669.5 millones, una cifra 10.7% superior a los $604,9 millones en abril, señaló el BCH.

Remesas superan divisas del café
Las remesas son la principal fuente de divisas del país, por encima de las exportaciones como el café, los productos de la maquila, el camarón y otros. La recepción de remesas familiares en Honduras se remonta a la emigración masiva de hondureños tras el devastador paso del huracán Mitch por Centroamérica a finales de 1998.Las recientes tormentas Eta y Iota incidieron también en el crecimiento de las remesas familiares en 2020.

De acuerdo con el Programa Monetario 2021-2022, presentado a finales de marzo por el Banco Central, las remesas registrarán este año “un crecimiento mínimo de 4%”.

Las remesas enviadas a Honduras en 2020 sumaron 5,736.6 millones de dólares frente a 5,522 millones recibidos en 2019, lo que supone un alza de 3.9 %.

Las transferencias hechas por hondureños en el extranjero representaron en 2020 el 23% del producto interno bruto (PIB) y se han constituido en uno de los principales sustentos de muchas familias del país.

Datos
2,964.1 millones de dólares. Ingresos de remesas familiares al 3 de junio de 2021.

45.2% Crecimiento interanual. El ingreso de remesas familias creció respecto a 2020.

Más del 70% de estas fueron enviadas a través de empresas de remesas e instituciones bancarias, según un informe del BCH.

Este 16 de junio se conmemoró el Día Internacional de las Remesas Familiares -decretado en 2018- y a propósito de ello, Naciones Unidas publicó que los envíos de dinero de los migrantes a sus familias han mostrado una gran resiliencia durante la pandemia y siguen siendo una fuente confiable de recursos para el gasto familiar.

A pesar de la crisis derivada del covid-19, las remesas a nivel mundial alcanzaron los $540,000 millones en 2020, solo 8,000 millones, o 1.6%, por debajo del total de 2019.

En América Latina y el Caribe, las transferencias de dinero aumentaron un 6.5%, llegando a casi $103,000 millones, según reportó el Banco Mundial.

“Los flujos de remesas han sido más resistentes en América Latina en comparación con otras regiones”, detalla el informe del organismo multilateral.

Crece migración de hondureños a España
En un aproximado de 40% ha incrementado la migración de hondureños a España, estiman organizaciones, quienes explican que la tendencia se debe a que los connacionales se estarían apegando más al destino europeo, porque es más fácil el ingreso y su benevolencia para el asilo y refugio.
Según datos del Observatorio Permanente de la Inmigración del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones de España, se nacionalizaron durante 2020 unas 80,140 personas de todo el mundo, de estos 1,553 hondureños.
En total, 23,522 ciudadanos procedentes de Marruecos obtuvieron la nacionalidad por este método, 5,309 de Ecuador, 4,831 de Colombia, 4,781 de Bolivia y 3,545 de Venezuela. Continúan, Cuba (3,519), República Dominicana (3,116), Pakistán (3,029), Perú (2,129), Rumania (1,795), Brasil (1,783), Paraguay (1,636), Argentina (1,553), Honduras (1,550) y Nigeria (1,380). Así, cuatro de cada diez concesiones fueron para personas procedentes de Latinoamérica.

La recuperación del empleo y los paquetes de estímulo económico en Estados Unidos han permitido que se mantengan los flujos a países como Honduras, El Salvador, Guatemala, México y Jamaica, que reciben 95% de las remesas de migrantes que trabajan en el país norteamericano. Por el contrario, “la precaria situación económica en España”, donde vive una décima parte de los migrantes latinoamericanos, ha hecho que bajen las remesas en Bolivia (-16%), Paraguay (-11.6%), y Perú (-13%).

Dependencia

“El incremento de las remesas durante la pandemia se debe primordialmente al incremento de las necesidades de los ciudadanos de Honduras, Guatemala y El Salvador. Es normal que ellos hayan solicitado más apoyo a sus familiares que trabajan en Estados Unidos y Canadá”, dijo el activista y periodista guatemalteco Fernando Morales-de la Cruz.

Respecto a que más de una quinta parte de las economías del Triángulo Norte de Centroamérica depende de las remesas, el entrevistado consideró que se debe “aceptar que el modelo de los países cuya mayor exportación son sus ciudadanos es muy cruel. Es muestra del fracaso del país”.En 2020, las remesas de Honduras, Guatemala y El Salvador sobrepasaron en conjunto los 23,000 millones de dólares.

“La mayor parte de las remesas familiares es gasto de consumo y no inversión. Aunque hay un porcentaje -no muy bien estimado- que es invertido por las familias en educación y en salud, debido a la precariedad de los sistemas de educación y de salud de los tres países”, refirió Morales-de la Cruz.

El analista dijo que los costos de transferencia de remesas “son extremadamente altos”.

Al respecto, el secretario general de la ONU, António Guterres, quien instó “a todas las partes interesadas a que sigan esforzándose por reducir los costos de la transferencia de remesas hasta un nivel lo más cercano posible a cero, en consonancia con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, y a que fomenten la inclusión financiera de los migrantes y sus familias, especialmente en zonas rurales.

LC emigrante 180621(800x600)

La cuenta regresiva frente a 2030 por reducir costos de envío de remesas familiares

El secretario general de la ONU, António Guterres, subrayó el papel clave de los migrantes a la hora de mantener en funcionamiento los servicios esenciales y la economía en general en muchas partes del mundo. “De cara al futuro, debemos seguir esforzándonos por apoyarlos y protegerlos”.

“Es fundamental para la salud y la seguridad de todos garantizar que todos los migrantes, sea cual fuere su situación migratoria ante la ley, estén incluidos en los planes de distribución de la vacuna covid-19”, dijo el funcionari0 portugués.

Guterres también recordó que las remesas son vitales en el mundo en desarrollo.

“Insto a todas las partes interesadas a que sigan esforzándose por reducir los costos de la transferencia de remesas hasta un nivel lo más cercano posible a cero, en consonancia con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, y a que fomenten la inclusión financiera de los migrantes y sus familias, especialmente en las zonas rurales pobres”, enfatizó.

En este renglón, refirió que el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular ofrece un marco unificado para conseguir esa meta.

La Prensa