San Pedro Sula, una smart city, pero sólo en papel

Ni los corporativos conocen el Plan Maestro de Desarrollo Municipal terminado. Expertos dicen que debe ser un documento público.

La ciudad es un desorden y hay suciedad por doquier. Fotos La Prensa. Yoseph Amaya y Franklin Muñoz.
La ciudad es un desorden y hay suciedad por doquier. Fotos La Prensa. Yoseph Amaya y Franklin Muñoz.

SAN PEDRO SULA.

Rótulos amarillos por toda la ciudad con una leyenda que dice “Todo va a estar bien” contrastan con la realidad que vive Jorge Altamirano, un sampedrano que perdió su empleo y enfrenta serias dificultades para alimentar cada día a su familia.

Para él es una frase esperanzadora, pero es solo eso porque la realidad es la que vive a diario en una ciudad que tiene como bandera convertirse en una ciudad inteligente y que a través de mensajes trata de decirles a los ciudadanos que todo va a estar bien.

Datos
Los ejes del Plan Maestro de Desarrollo Municipal están enumerados: medio ambiente, planificación y renovación de desarrollo urbano, competitividad y economía. Además establece el nuevo marco normativo y de gestión comunitaria que permita la transformación de San Pedro Sula en una ciudad integralmente sostenible, saludable e inteligente. El Plan cuando entre en ejecución permitirá disponer de mejores condiciones de hábitat, desarrollo y bienestar

Smart city

En 2017, las autoridades municipales aprobaron en un cabildo abierto el Plan Maestro de Desarrollo Municipal de San Pedro Sula, un instrumento clave para modernizar la ciudad a 25 años, o sea hasta 2042.

Para muchos es el mejor proyecto de Armando Calidonio en sus dos administraciones; el problema es que no hay dinero para ejecutarlo.

Datos
18 localidades con potencial de atractivos arqueológicos se identificaron de acuerdo con lo que establece el resumen del Plan.
8,000 millones de lempiras se necesitaban el primer año para arrancar con el plan, decían las autoridades.

Hasta la fecha y tres años después de aprobado, el Plan de Desarrollo está únicamente en papel, y lo único que se conoce es un resumen de 58 páginas publicados en el portal web de la alcaldía sampedrana.

Se pagaron L80 millones por su elaboración a un consorcio internacional luego de una licitación bien publicitada.

En la oficina del alcalde hay varios tomos que contienen el famoso plan ya terminado; pero este se ha convertido en uno de los secretos mejor guardados de la alcaldía, pese a que debe ser un documento público.

El plan busca planificar, orientar y definir el desarrollo de San Pedro Sula de manera sostenible; pero ya han pasado tres años y no hay despegue.

Además, los huracanes Eta y Iota más la pandemia obligaron a priorizar proyectos y a cambiar los que estaban por comenzar.

Y a eso hay que sumar la falta de un marco legal para que el plan sea viable, pues nadie puede garantizar que Calidonio gobierne hasta 2042 o que si hay un nuevo alcalde este le dé seguimiento al instrumento.

san pedro sula honduras.1(800x600)
El parque central, la peatonal y otros sitios adonde antes caminaban los sampedranos están abandonados, lo que aleja más a los peatones. En una ciudad inteligente lo más importante es la persona.

De qué sirve

Voces expertas coinciden en que es una herramienta necesaria, pero no hay avances, y para ello basta ver el centro de la ciudad, la contaminación ambiental y el pésimo servicio de transporte urbano.

Vale la pena mencionar que existen varios niveles de ciudad inteligente, y San Pedro Sula apenas está en un primer nivel y es un nivel de subdesarrollo, expresa el presidente del Colegio de Arquitectos de SPS, Josué Castro.

Considera que para tener una ciudad inteligente se necesita involucrar a la ciudadanía.

“Un ejemplo de cómo estamos es que la plataforma MSPS soy SPS + no ha recibido actualizaciones ni retroalimentación o tenga un modelo de crecimiento en participación ciudadana como en Tel Aviv, Israel, por ejemplo” dice.

Añadió que para que el plan tenga éxito debe existir un equipo y actores claves de la comunidad trabajando en ello y no solo un funcionario en un cargo hablando de lo mismo.

Rescata como una solución a la vialidad en la ciudad la puesta en marcha de los semáforos inteligentes, pero esto es solo un componente.

“Deben trabajar en aspectos prioritarios y pensar en un transporte eficiente alterno y colectivo”, explicó Castro.

alcaldia san pedro sula honduras(800x600)
El documento permite identificar necesidades y áreas de oportunidades que para los sampedranos están claras: se necesita empleo, transparencia y un alcalde más cercano al pueblo.

Plan secreto

Ángela Stassano, una reconocida arquitecta en Honduras, fue contundente al decir que no puede opinar sobre un plan maestro de desarrollo que no conoce porque nunca lo han hecho público.

“Hay un resumen, pero eso no dice nada. Además dicen que fue aprobado en un cabildo cerrado”, aclaró.

Stassano reveló que ella participó en las discusiones iniciales mientras la invitaban, pero desconoce el documento final.

El plan maestro no se detiene y debemos involu-crarnos como ciudadanos.

Rina Mancía, regidora.

“En otras ciudades estos documentos son públicos y los ciudadanos tenemos derecho a conocerlos a detalle, no solo ver un resumen que cualquiera pudo hacer poniendo lo que quería”.

Explicó que el plan tiene incidencia en todas las personas.

“El concepto de ciudad inteligente es un mercadeo mundial para vender cámaras y sistemas de seguridad de control ciudadano; pero en esta ciudad son ilógicos algunos, porque no tenemos un sistema estable de energía, no hay sistemas de banda ancha completa en la ciudad que facilite su funcionamiento, y a esto le agregaría que a mi juicio una ciudad inteligente es la que tiene un ordenamiento territorial adecuado, la que tiene una clasificación de usos de suelo porque una ciudad debe resolver sus problemas y no debe tirar suciedad a otras ciudades”.

Para nosotros es la mejor ruta que se ha trazado. se va caminando en el plan maestro.

José Jaar, regidor.

Contenido

En ese resumen digital que está en la página web de la Municipalidad se establece que el proceso de planeación del plan recabó aportaciones de distintos sectores y muchos recuerdan haber sido convocados para ello; pero desconocen cuál es el documento final y si sus aportes sirvieron de algo.

El empresario y experto en construcción Ernesto Lazarus asegura que el Plan Maestro es una herramienta que busca una proyección formal del crecimiento de la ciudad, porque las necesidades han cambiado y la población ha aumentado.

“Ahorita hay desorden urbanístico, carestía de servicios públicos y alcantarillado, y afloran condiciones de deterioro social que vienen a contribuir al aumento de la violencia, y estos son elementos que se tienen que ver desde un contexto integral del desarrollo de la ciudad.

“No es posible crecer en una forma desordenada porque los resultados son focos de infección social que conducen a un caos que contamina todo el aparato socieconómico de la ciudad”.

Para Lazarus es correcto plantear un reordenamiento de la ciudad, y esto se ve con los sucesos ocurridos con Eta y Iota, pues hay zonas que están en un área calamitosa de desarrollo porque se han formado colonias y barrios que no están dentro de un ordenamiento urbanístico y eso conduce a una catástrofe social donde hay no solo pérdidas de propiedades, sino humanas.

Los expertos están claros que se necesitan fondos para ejecutar todos los proyectos del plan y ven demasiada lenta su ejecución. “Estamos claros que hay cosas que deben acomodarse por todo lo que se está viviendo y hay prioridades, pero es la herramienta que rige el desarrollo” dice. Las autoridades han anunciado muchos proyectos, pero mientras hay que conformarse con seguir leyendo los rótulos donde nos dicen que “Todo va a estar bien”.

LC desarrollo 150221(800x600)
La Prensa