Comercio, listo para enrumbar economía en Honduras

Los centros comerciales se preparan para ser lugares seguros para las compras. Proveedores de tiendas también toman medidas.

En los bancos, tiendas y supermercados toman la temperatura de  manera permanente desde el primer día que operan por autorización de Sinager. Fotos: AmÍlcar Izaguirre
En los bancos, tiendas y supermercados toman la temperatura de manera permanente desde el primer día que operan por autorización de Sinager. Fotos: AmÍlcar Izaguirre

SAN PEDRO SULA.

Estos próximos días cuando el comercio comience a retomar su ritmo, los trabajadores de tiendas, proveedores y consumidores que presenten temperaturas por encima de 37.5°C no podrán ingresar a los establecimientos para evitar contagios masivos de covid-19.

Todos los protocolos de bioseguridad, aprobados por el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), para regir las actividades de los diferentes subsectores del comercio establecen ese parámetro que condiciona el ingreso a los negocios que comenzarán la fase 1 de la reactivación económica.

Para cumplir con esa nueva regla y entrar a la nueva normalidad, bancos, supermercados, farmacias y otros negocios autorizados durante la pandemia adquirieron termómetros, también Marvelis Martínez, propietaria de un pequeño taller de sastrería ubicado en el barrio Medina, que provee ropa de dama y caballero a tiendas del centro de San Pedro Sula.

zc-comercioAperAGENCI-290720.1(800x600)
Los empleados de los establecimientos comerciales deben portar mascarilla y también careta, si lo amerita, para atender a los clientes, que por lo menos tendrán que portar mascarilla para ser atendidos. Esta conducta ha sido adoptada en países latinoamericanos.

El termómetro me costó L800. Le tomo la temperatura a los tres de cinco empleados que me han quedado por la seguridad de todos. Se las tomo en el taller porque ellos vienen de sus casas, para cuidar la salud de mi familia y la de ellos”, explica Martínez.

Esta emprendedora de 39 años, madre de dos niños, recibió con alegría la decisión que tomó ayer el Consejo de Ministros para que las regiones más pobladas -como San Pedro Sula y el Distrito Central- retomen la fase 1 de la reapertura económica suspendida en junio.

“De este taller dependen 25 personas. Reactivar la economía es importante para mantener nuestros trabajos, por eso estamos tomando todas las medidas de seguridad, como usar mascarillas, gel de manos, guantes y el distanciamiento. Esto para nosotros es un gasto, pero lo estamos haciendo”, dice.

Grandes negocios

Desde este modesto taller ubicado en el populoso barrio Medina hasta grandes empresas dedicadas al comercio están listas para volver al ruedo con el ánimo de recuperar el tiempo perdido y tomar la carrera económica, esta vez enfrentando a una pandemia con medidas. La Corporación Lady Lee, dueña de las tiendas Lady Lee y los centros comerciales Mega Mall, City Mall y Novaplaza, está preparada desde hace tres meses para garantizar la seguridad a sus clientes de que adentro de todos sus establecimientos no adquirirán esta nueva enfermedad.

Tomar la temperatura será muy importante en la nueva normalidad.

Marvelis Martínez, modista

“Como una de las empresas más importantes del país participamos en la elaboración de los protocolos de bioseguridad en las mesas integradas por Sinager, Secretaría del Trabajo, Colegio Médico y otros integrantes. Estos protocolos incluyen desde la instalación de un triaje para evaluar a los colaboradores que estarán de cara al cliente, en limpieza, también a los que estarán en bodega”, opina un ejecutivo de Corporación Lady Lee.

En las tiendas Lady Lee, especializada en la comercialización de aparatos electrodomésticos, equipo electrónico y otros artículos para el hogar, además de tomar la temperatura y colocar un pediluvio para la desinfección de los zapatos de quienes ingresan, han colocado señales y rótulos de las rutas que deben seguir los clientes con el fin de mantener un distanciamiento.

En esta nueva normalidad, en estas tiendas los empleados han intensificado las jornadas de limpieza: desinfectan los pisos previamente a abrir, durante la operación y antes de cerrar las puertas.

Muchos negocios pequeños no creen en las medidas de bioseguridad.

Victorino Carranza, presidente Gremipe

“Definitivamente, este es un trabajo de todos, no solo del Gobierno y nosotros los empresarios. La población en general debe asumir un rol responsable y buscar el mecanismo de protección personal, uso de mascarilla, uso de gel y lavado constante de manos. Cumplir los protocolos dentro de centros comerciales, plazas. Esto tiene que ver con la responsabilidad de cada ciudadano. Estoy seguro de que si todos trabajamos en equipo, la pandemia va a ceder y podremos reactivar la economía para bien de todos”, expresó el ejecutivo, quien solicitó el anonimato.

Hasta ayer, desde que la Secretaría del Trabajo comenzó a publicar los protocolos de bioseguridad para todos los sectores económicos, más de 88,000 personas han bajado esos documentos de la página web www.trabajo.gob.hn.

Indistintamente del tipo de actividad económica, usar mascarilla, tomar la temperatura, usar gel, lavar las manos e instalar pediluvios son las acciones que todas las empresas y organizaciones deben realizar de acuerdo con los protocolos de bioseguridad.

AI reabrir negocios (34)(800x600)

Centros comerciales

Particularmente, la Corporación Lady Lee aspira a que sus ocho centros comerciales que posee en Honduras sean los centros de compras más seguros para los consumidores.

“Los centros comerciales se podrían convertir en los lugares más seguros para poder hacer compras. En un centro comercial hay bancos, farmacias, tiendas y otros negocios. Las personas no tienen necesidad de desplazarse por toda la ciudad para satisfacer sus necesidades. Un centro comercial es una miniciudad, tiene pasillos más amplios y más limpios que una calle. El centro comercial es higienizado a diario”, afirma el ejecutivo.

Restricción
No podrán entrar a centros comerciales personas mayores de 60 años y los niños de entre 3
y 12 años.

En los próximos días, los consumidores que asistan al City Mall tendrán que pasar varios filtros de bioseguridad; por ejemplo, les tomarán la temperatura en la entrada principal y en la puerta de cada establecimiento que visiten. Además, los guardias de seguridad se asegurarán de que cada cliente utilice correctamente la mascarilla.

En desventaja

Mientras muchas empresas son conscientes de la amenaza que supone el hecho de no instaurar medidas de bioseguridad, otras le restan importancia a todo el nuevo rito de higiene adoptado por la sociedad por razones de vida o muerte.

Victorino Carranza, presidente del Gremio de la Mediana y Pequeña Empresa (Gremipe), advierte que “hay un problema grave dentro del sector de la pequeña y mediana empresa porque muchos no están acatando estas medidas”.

“En Gremipe nos estamos reuniendo cada 15 días con distintos grupos para tener los elementos básicos de bioseguridad y vamos muy lentos. Tenemos 61 empresas que sí lo están haciendo, pero la mayoría no. La pandemia se ha proliferado por culpa de nosotros mismos”, afirma.

Para Carranza, todos los negocios de todos los niveles deberían utilizar los termómetros porque ayudan a detectar probables pacientes de covid-19.

zc-comercioAperAGENCI-290720.4(800x600)
La Prensa