26/05/2022
06:21 AM

Más noticias

Policía de EUA se suicida de modo que parezca un asesinato

El oficial fue despedido como un héroe, sin embargo, ahora es considerado un traidor tras conocerse los motivos de su muerte.

Chicago, Estados Unidos.

Un policía cuya muerte desató una masiva persecución hizo un 'cuidadoso montaje' de su suicidio para que pareciera un asesinato, dijeron funcionarios de la institución este miércoles.

Su muerte el 1 de setiembre tuvo lugar tras registrarse tiroteos aparentemente dirigidos contra funcionarios policiales en un contexto de crecientes tensiones a raíz de la muerte de varios negros a manos de policías.

El teniente Charles Joseph Gliniewicz comunicó por radio que estaba persiguiendo a pie a tres hombres y pocos minutos después pidió refuerzos. Cientos de policías buscaron infructuosamente a los sospechosos después de hallar el cuerpo de Gliniewicz en un bosque cercano al pueblo de Fox Lake, Illinois.

Agentes de cuerpos de seguridad de todo el país concurrieron a su funeral, en el que se lo despidió como a un héroe.

'Concluimos que este suicidio planificado fue el resultado final de una extensa serie de delitos que Gliniewicz venía cometiendo', declaró a periodistas George Filenko, responsable policial del condado de Lake. 'Gliniewicz cometió su última traición a los ciudadanos y a todos los agentes de la ley', agregó.

Unos 150 oficiales dedicaron más de 25.000 horas a investigar el caso. Concluyeron que Gliniewicz había estado robando durante siete años en el departamento de Policía, desviando fondos de un programa dedicado a persuadir a jóvenes para que ingresaran a la Policía.

En el lugar dejó equipamiento policial, se disparó con su chaleco antibalas puesto y luego se lo quitó antes de pegarse un segundo, y fatal, balazo.

Lea más: Video registra cuando policía mata a un ciudadano negro en EUA

Además: Polémica por violento arresto de estudiante afroamericana

Su estratagema, sin embargo, comenzó a quedar en evidencia después de que los investigadores constataran que no había luchado por su vida, dijo Filenko.