Más noticias

"Opositores ya negocian alianza para sacar del poder a Netanyahu"

"

El conservador Bennett ofrece al centrista Lapid apoyo decisivo en un pacto de coalición.

"

"

Jerusalén, Israel.

La oposición y la derecha radical israelí negocian este lunes los términos de una alianza para instaurar un 'gobierno del cambio' capaz de sacar del poder al primer ministro, Benjamin Netanyahu, cuyo mandato es el más largo en la historia de Israel.

La suerte de Netanyahu, en el poder desde 2009 y quien también fue primer ministro de 1996 a 1999, se debe definir a más tardar el miércoles a las 23H59 horas (20H59 GMT), plazo concedido por la ley al jefe de la oposición, el centrista Yair Lapid, para anunciar si logró o no formar un gobierno.

Tras 11 días de guerra entre Israel y el movimiento palestino Hamás y de tregua política, Naftali Bennett, líder de la derecha radical, anunció el domingo su apoyo a un 'gobierno de unidad nacional' que intenta montar con urgencia Lapid, rival de Netanyahu.

Lea: EEUU sigue la pista a dos buques iraníes que tendrían como destino Venezuela

A la cabeza del partido Yesh Atid ('Hay un futuro'), Lapid fue encargado por el presidente Reuven Rivlin a principios de mayo de buscar formar una coalición para sacar a Israel de dos años de crisis política, la más larga de la historia del país.

Lapid y Bennett -del partido Yamina-, los dos nuevos aliados, se reunieron hasta tarde el domingo para formalizar su alianza y las negociaciones continuarán este lunes.

Lapid hablará a las 14H30 locales (11H30 GMT) ante la Knéset, el parlamento israelí, para hacer balance del estado de las negociaciones, anunció su partido en un comunicado.

No todo está dicho

Pero el juego aún no ha terminado. A Lapid le falta aún reunir el apoyo de cuatro diputados para llegar a los 61 parlamentarios necesarios para formar una coalición, sin contar con las maniobras de último minuto de Netanyahu, decidido a aferrarse al poder después de 12 años de reinado sin interrupción.

'Este gobierno será un peligro para la seguridad del Estado de Israel. Se trata de la estafa del siglo', reaccionó Netanyahu tras el anuncio del apoyo de Bennett a Lapid.

Para el diario de derecha Maariv, los últimos acontecimientos marcaron una ruptura, y se ve a un Netanyahu más acorralado que nunca.

"

$!Foto: La Prensa

"

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, llega a la Knesset, el parlamento israelí. Foto AFP

'Naftali Bennett apareció de repente como un primer ministro y Benjamin Netanyahu se convirtió en jefe de la oposición', subrayó el editorialista Ben Caspit.

Netanyahu intentó el domingo apostarlo todo proponiendo una fórmula peligrosa: 'un bloque de derecha', con Bennett y Gideon Saar, jefe de un pequeño partido de derecha, sobre el principio de una rotación a tres. Ambos se negaron.

Bennett considera que Netanyahu busca llevarse a todo el país con él 'en su última batalla personal'.

¿Bennett y después Lapid?

Lapid ha obtenido hasta ahora el apoyo de 57 diputados, de izquierda, del centro, de dos formaciones de derecha y del partido Yamina. Su bloque sigue necesitando cuatro apoyos y cuenta con los partidos árabes israelíes, que aún no han aclarado su posición.

'La izquierda hace compromisos lejos de ser fáciles, cuando me concede a mí (...) el papel de primer ministro', declaró el domingo Bennett, cercano a los colonos israelíes.

Según los medios de comunicación israelíes, existe un acuerdo de que asumirá el gobierno durante los dos primeros años, y luego lo entregará el lugar a Lapid.

Además: Izquierdista Pedro Castillo lidera sondeo presidencial en Perú a una semana del balotaje

Este escenario marcaría el fin de una era política, que comenzó hace 25 años con la elección de Netanyahu contra Shimon Peres, el artífice de los Acuerdos de Oslo sobre la autonomía palestina. Netanyahu volvió al poder en 2009 y no lo ha abandonado desde entonces.

Juzgado por 'corrupción' en tres casos, es el primer jefe de gobierno israelí que se enfrenta a procesos penales durante su mandato. Y estas demandas podrían afectarlo si perdiera la inmunidad que tiene por ley en su su condición de primer ministro.

Si campo anti-Netanyahu no logra formar un gobierno, 61 diputados podrían pedir al presidente encargar a un nuevo parlamentario formar un gobierno. Si esta opción también fracasa, los israelíes, ya llamados a votar cuatro veces en menos de dos años, deberán volver a las urnas.

"