26/06/2022
12:33 AM

Más noticias

México cierra su año más violento con reproches entre los políticos

Ciudad de México, México

México termina el año más violento en dos décadas con reproches entre los aspirantes presidenciales sobre la responsabilidad política de los Gobiernos federal y estatales en los altos niveles de criminalidad. El asesinato de tres políticos esta semana en los estados de Jalisco y Guerrero marcó de nuevo la trascendencia del mal endémico de la violencia que sufre el país al registrarse en los primeros 11 meses del año un total de 23,101 homicidios, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

A falta de las cifras de diciembre del Sistema, el año 2017 se ha confirmado ya como el año más violento en México en las últimas dos décadas al superarse los 22,409 asesinados ocurridos en 2011.

30
de marzo al 27 de junio de 2018, tiempo que durará la campaña electoral para elegir al nuevo presidente mexicano.

El número de asesinatos disminuyó en los dos primeros años de la Administración del presidente Enrique Peña Nieto, para repuntar de nuevo en 2017. No obstante, la tasa de homicidios por cada 100,000 ha disminuido, de 18,70 en 2017, comparada con el 19,37 con el que cerró el 2011, en el Gobierno del presidente Felipe Calderón (2006-2012).

El Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, aseguró en entrevista con el diario mexicano El Universal que la situación de violencia que se vive en 2017 es diferente al contexto que había en 2011.

“Recordamos muy bien cómo estábamos en esas fechas y la situación de ahora no tiene nada que ver. Probablemente el número sea superior o igual, pero la situación es diferente”, apuntó Sales al afirmar que la tendencia de homicidios “se prevé a la baja”.

Entre las víctimas más recientes de la violencia están un coordinador del centroizquierdista Movimiento Ciudadano en el estado de Jalisco, un diputado de la misma entidad del izquierdista, y el alcalde de Petatlán, estado de Guerrero, asesinados a balazos esta semana.

Debate

El precandidato del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade, abrió el debate sobre la responsabilidad política del aumento de la violencia al afirmar que la oposición gobierna cuatro de los cincos estados con mayor violencia y que en cambio su formación tiene el poder en cuatro de las cinco entidades con menor crecimiento de la violencia. “De los cinco estados donde menos ha crecido la violencia, de hecho donde ha caído, cuatro de los cinco están gobernados por el PRI”, declaró Meade.

Ricardo Anaya, aspirante presidencial de la coalición Por México al Frente formada por el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Movimiento Ciudadano (MC), respondió: “Le digo al PRI y a su candidato que por una vez en su vida tengan vergüenza y que por una vez en su vida asuman su responsabilidad”.