11/08/2022
08:52 AM

Más noticias

Fianza de $500 mil para hondureña acusada de vender a sobrina

La mujer puede ser sentenciada a 10 años de prisión si es hallada culpable.

Texas, Estados Unidos.

La mujer hondureña arrestada por las autoridades estadounidenses tras ser acusada de vender a su sobrina a un inmigrante guatemalteco por seis mil dólares permanece recluida en una cárcel del Condado de Comal, Texas, y tendría que pagar una fianza de 500 mil dólares para salir en libertad.

La hondureña, identificada como Gloria Elizabeth Romero Perez, de 31 años, fue detenida la semana pasada luego de que la policía de San Antonio emitiera una orden de arresto en su contra por tráfico de menores.

Las autoridades iniciaron una investigación en abril pasado, cuando Romero llamó al 911 para reportar que su sobrina había escapado de su hogar.

En su declaración ante la Corte, Romero afirmó que en junio de 2014 pagó miles de dólares a un traficante de personas (coyote) para que la joven y su abuela ingresaran ilegalmente a los Estados Unidos.

Foto: La Prensa

La adolescente presentó copias de los supuestos recibos que incriminan a la mujer hondureña.
Después de unos meses, la joven conoció a un hombre con el que tuvo relaciones sexuales, indicó Romero a las autoridades.

Sin embargo, el oficial de la policía de Comal, Jesús Puentes, relató a Univisión que la menor huyó de la casa del hombre que supuestamente la había comprado y regresó a pedir ayuda a su tía.

'Ella la rechazó, le dijo que ya no la quería y le pidió el dinero que ella gastó para traer a la niña de Honduras', indicó el sheriff.

La menor entonces se presentó a la policía a denunciar el hecho y les entregó copias de dos recibos de los pagos hechos por $1,600, de una suma total de $6,000, en octubre y noviembre pasados.

La joven también denunció que el hombre al que fue vendida abusó de ella y la embarazó. Autoridades informaron que la menor dio a luz al bebé hace unos días.

El vocero de la Oficina del Sheriff de Comal, Anthony Moreno, dijo que 'básicamente esta mujer vendió a esta niña por dinero. Estaba intentado reunir el dinero que pagó para traer a la menor de Honduras'.

El presunto comprador fue identificado como Julio Jiménez, un inmigrante guatemalteco que también fue arrestado por las autoridades texanas, con una fianza de $523,000.

La adolescente está bajo la custodia del servicio de Protección al menor del Texas. Las autoridades no han determinado si permanecerá en los Estados Unidos con su hijo o si será deportada a Honduras.

Familia de acusada desmiente

Los parientes de Romero afirmaron que la mujer es 'víctima de una injusticia ya que ella solo quería ayudar a su sobrina a tener un futuro mejor'.

En conversación con Diario LA PRENSA, Tarci Romero, hermana de la acusada, dijo que la joven se fue a vivir por decisión propia con Jiménez. 'Ella no fue abusada sexualmente, se fue por voluntad de ella, estaba con él porque ella quería'.

'Aquí se está cometiendo una injusticia con mi hermana. Ella solo trató de ayudar a nuestra sobrina, la trajo de Honduras por toda la violencia que hay y para que tuviera un futuro mejor. Pero cuando la muchacha llegó aquí se puso rebelde, malcríada, no quería obedecer. Se escapaba de la escuela y las maestras pasaban poniendo quejas', dijo Tarci.

La mujer reafirmó que su hermana le pagó a un 'coyote' para que llevara a su sobrina y su mamá hasta Texas. 'No fueron 6,000 dólares los que pagó mi hermana, fue mucho más', indicó.

Acorde con los parientes de Romero, ella se hizo cargo de la adolescente desde que era una bebé, por lo que adquirió la potestad de la menor en los Estados Unidos. 'La detective que estaba en el caso habló con mi sobrina y le dijo que si se volvía a escapar con ese hombre la iban a arrestar', agregó.

La hermana de la acusada afirmó que ya contrataron un abogado para que se haga cargo de la defensa de Romero.