15/06/2024
11:38 AM

Gobierno de Biden: “Presidente de Irán tenía las manos manchadas de sangre”

Un portavoz de la Casa Blanca también aseguró que Irán pidió ayuda a Estados Unidos luego del accidente de helicóptero en el que murió el presidente Ebrahim Raisi.

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS

Estados Unidos dijo el lunes que su rival Irán le pidió ayuda luego del accidente de helicóptero en el que murió el presidente Ebrahim Raisi, al tiempo que Washington ofreció sus condolencias a pesar de decir que el mandatario tenía “las manos manchadas con sangre”.

El Departamento de Estado informó que Irán, que no ha tenido relaciones diplomáticas con Washington desde después de la revolución islámica de 1979, se acercó después de que el viejo helicóptero de Raisi se estrellara en medio de la niebla el domingo.

Siniestro del helicóptero en el que murió presidente iraní se debió a un “fallo técnico”

“El gobierno de Irán nos pidió ayuda”, dijo a la prensa el portavoz Matthew Miller. “Dijimos que estaríamos dispuestos a ayudar, algo que haríamos con respecto a cualquier gobierno en esta situación”, agregó. “Al final, en gran parte por motivos logísticos, no pudimos brindar esa asistencia”.

Se negó a entrar en detalles o describir cómo se comunicaban los dos países. Pero indicó que Irán buscó ayuda inmediatamente después para encontrar el helicóptero de Raisi, quien murió junto con su ministro de Relaciones Exteriores, Hossein Amir Abdolahian, y otras siete personas.

El accidente se produjo después de que, según informes, Estados Unidos e Irán mantuvieran en Omán sus últimas conversaciones con el objetivo de aumentar la estabilidad tras los últimos enfrentamientos abiertos entre Irán e Israel.

Presidente de Irán y resto de tripulantes murieron en accidente de helicóptero

El Departamento de Estado ofreció en un comunicado “condolencias oficiales” por las muertes. “Mientras Irán elige un nuevo presidente, reafirmamos nuestro apoyo al pueblo iraní y su lucha por los derechos humanos y las libertades fundamentales”, dijo.

La administración del presidente Joe Biden calificó las condolencias de estándar y no como una muestra de apoyo a Raisi, que como juez presidió ejecuciones masivas de presos políticos y bajo cuya presidencia las autoridades reprimieron las protestas masivas lideradas por mujeres.

“Era un hombre con las manos manchadas de sangre”, declaró a la prensa el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, quien afirmó que Raisi era responsable de abusos “atroces” a los derechos humanos en Irán y que apoyó a grupos en la región como Hamás.

Sin embargo, señaló que “como en cualquier otro caso, lamentamos en general la muerte y ofrecimos condolencias oficiales como corresponde”. En el pasado, Estados Unidos ha ofrecido a menudo, aunque no siempre, sus condolencias a líderes a los que se oponía, con mensajes de este tipo enviados sobre Joseph Stalin, Kim Il Sung y Fidel Castro.