Más noticias

EEUU alertó sobre los experimentos de laboratorios chinos con coronavirus en 2018

El Departamento de Estado advirtió al Gobierno del riesgo de los ensayos con murciélagos en el laboratorio de Wuhan.

Washington, Estados Unidos.

El Gobierno de Estados Unidos emitió una alerta hace dos años sobre el riesgo que representaba para el mundo los ensayos sobre coronavirus en murciélagos realizados por científicos chinos en un laboratorio de Wuhan, cuna de la pandemia que ha dejado más de 125,000 muertos en todo el mundo y casi dos millones de infectados por el Covid 19.

En enero de 2018, las autoridades de China permitieron el ingreso de científicos estadounidenses al Instituto de Virología de Wuhan, que alberga el primer laboratorio de bioseguridad de nivel 4 en el mundo.

Lo que los funcionarios estadounidenses descubrieron durante su visita a Wuhan les alarmó lo suficiente para enviar dos cables a Washington alertando sobre los riesgos de seguridad biológica que representaba los experimentos de coronavirus en el laboratorio.

El Washington Post reveló el contenido de los cables este miércoles. El primero de ellos advirtió a las autoridades estadounidenses que el trabajo del laboratorio sobre los coronavirus de murciélagos y su posible transmisión humana representaba un riesgo de una nueva pandemia similar a la del SARS.

'Notamos que el nuevo laboratorio tiene una grave escasez de técnicos e investigadores debidamente capacitados necesarios para operar este laboratorio de alta contención de manera segura', detalló un funcionario del departamento de medio ambiente, ciencia y salud de la embajada de EEUU en Pekín el 19 de enero de 2018.

'Los investigadores también mostraron que varios coronavirus similares al SARS pueden interactuar con ACE2, el receptor humano identificado para el coronavirus del SARS. Este hallazgo sugiere que los coronavirus de los murciélagos similares al SARS pueden transmitirse a los humanos para causar enfermedades similares al SARS', agregó el comunicado.

China engañó al mundo

La divulgación de estos cables refuerza la teoría de que el coronavirus pudo haber sido creado en el laboratorio de Wuhan, ubicado a 10 kilómetros del mercado de mariscos donde China afirma inició el brote del Covid 19 en diciembre pasado.

Pekín había designado ese mercado de Wuhan como cuna de la epidemia, afirmando que el virus habría sido transmitido de una especie animal a otra, antes de contaminar al hombre.

'Sabemos ahora que animales vivos vendidos en un mercado de pescado son la fuente del virus', declaró a fines de enero el jefe del Centro de control y prevención de enfermedades, Gao Fu, tras la puesta en cuarentena de Wuhan.

El virus responsable de la enfermedad COVID-19 'era desconocido antes del brote epidémico que empezó en Wuhan en diciembre de 2019', recuerda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Vea: Los errores de la OMS que permitieron expansión del coronavirus, según EEUU

Las autoridades chinas han sido acusadas de haber disimulado la epidemia en sus comienzos. La policía de Wuhan reprendió en efecto a médicos que alertaron desde diciembre.

La muerte de uno de estos médicos generó en febrero un inédito movimiento de rabia en las redes sociales contra el régimen del presidente Xi Jinping.