16/04/2024
07:30 PM

Cinco millones de indocumentados a punto de cumplir 'sueño americano'

El presidente Obama ampara a cinco millones de inmigrantes y, a la vez, reta a los republicanos.

Washington, Estados Unidos.

Millones de indocumentados despertaron hoy con una nueva esperanza en Estados Unidos luego de que el presidente Barack Obama, prometió anoche un sistema 'más justo' para que que los inmigrantes en ese país puedan resolver su situación sin ser deportados, permitiéndoles buscar permisos de trabajo y 'salir de la sombra'.

'Hay medidas que tengo la autoridad legal para tomar como Presidente –los mismos tipos de medidas adoptadas por presidentes demócratas y republicanos antes que yo- que ayudarán a que nuestro sistema de inmigración sea más justo y más adecuado', dijo Obama en un histórico discurso que representa un alivio migratorio para unos cinco millones de indocumentados en EUA.

Lea más: Republicanos acusan a Obama de actuar como 'un emperador' en tema migratorio

Además: Las claves de la reforma migratoria de Barack Obama

La parte clave del plan de Obama beneficiará a los indocumentados que tengan hijos que son ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes, que demuestren que llevan en el país desde antes del 1 de enero de 2010 y que carezcan de antecedentes criminales, además de extender la Acción Diferida (DACA) a los jóvenes estudiantes.

Foto: La Prensa

Miles de indocumentados celebraron anoche las medidas migratorias emitidas por el presidente Obama para regularizar a millones de inmigrantes en EUA.
Minutos antes del discurso del mandatario, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, volvió a arremeter con la discrecionalidad de la decisión de Obama, a quien acusó de comportarse como 'un emperador o un rey'.

'En lugar de trabajar juntos para arreglar nuestro sistema migratorio fallido, el presidente actúa por su cuenta. Y así no es como funciona una democracia', aseveró el republicano.

Sin embargo, Obama también tuvo respuesta para Boehner y los suyos, a quienes instó de nuevo a aprobar un texto legislativo que haga innecesarios sus decretos.

'Para aquellos miembros del Congreso que cuestionan mi autoridad para hacer que nuestro sistema de inmigración funcione mejor, o cuestionan mi capacidad de actuar donde el Congreso ha fallado, tengo una respuesta: aprueben una ley', insistió el presidente.

Deportaciones para los que quedaron fuera

Si bien la acción beneficia a alrededor de 5 millones de indocumentados, al menos 6 millones más se quedan fuera, entre ellos los padres de los dreamers que no tengan hijos ciudadanos o residentes legales permanentes.

Mientras el gobierno presenta estas polémicas medidas, Obama insiste en que intensificará los procesos de deportación para las personas que hayan llegado recientemente de manera indocumentada y las que lo hagan a partir de ahora. Esta idea es parte de la preocupación del efecto llamada que la acción ejecutiva pueda tener especialmente en Centroamérica.

Aplicaciones se recibirán a partir de marzo del próximo año

La acción ejecutiva señala que las solicitudes para pedir la protección de la deportación de padres de ciudadanos y residentes permanentes, no podrán ser enviadas hasta por lo menos la primavera de 2015 que inicia en marzo. De los dreamers protegidos por la ampliación de DACA, la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés) lo anunciará en breve.

La agencia federal “no comenzará a aceptar solicitudes” hasta que de a conocer la fecha de apertura de la ventanilla.

¿Quiénes se benefician?

Los inmigrantes elegibles tendrán la oportunidad de pedir la suspensión provisional (por tres años) de la deportación y pedir una autorización para trabajar si se registran y pasan verificaciones de antecedentes de seguridad (antecedentes criminales), pagan una cuota o multa, pagan impuestos en el futuro y demuestran que son:

1

Padres de un ciudadano o un residente

Los indocumentados que llevan más de cinco años en Estados Unidos y que tienen hijos que son ciudadanos del país o residentes legales, que demuestren que llevan en el país desde antes del primero de enero de 2010 y no tengan antecedentes criminales, serán beneficiados con el plan migratorio de Obama.

Es decir, estas personas podrán detener su deportación y obtener un permiso de trabajo válido por tres años si tienen hijos estadounidenses o hijos con residencia permanente en el país, y si acreditan vivir en Estados Unidos al menos cinco años. Ellos se deben someter a una revisión de antecedentes criminales.

2

Inmigrantes que llegaron a EUA antes de 2010

El programa DACA, que suspende las deportaciones de jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos como niños, ahora aplicará a personas que llegaron antes de 2010. Anteriormente sólo era aplicable a personas que habían llegado antes de 2007.

Tras los anuncios de Obama, el nuevo paquete elimina el límite de edad, y mueve la fecha máxima de ingreso al país de junio de 2007 a enero de 2010, y se levantará la restricción de que los beneficiarios deben tener por lo menos 31 años de edad.

3

quienes llegaron menores de 16 años y antes de 2010

Unos 610.000 inmigrantes jóvenes que ya estaban protegidos de la deportación gracias al programa DACA obtendrán la residencia legal. Las personas que cruzaron la frontera estadounidense en 2014 no calificarán para una suspensión de órdenes de deportación.

Según el plan de Obama, las autoridades concentrarán ahora sus esfuerzos en los inmigrantes con antecedente penales graves, incluidos los que representan una amenaza a la seguridad nacional o la seguridad pública, o son adultos que pertenecen a pandillas.

Otras prioridades son personas detenidas mientras cruzan la frontera ilegalmente o se les ha ordenado salir del país este año, y los que han cometido tres o más delitos menores o delitos menores 'significativos'.