14/08/2022
05:44 PM

Más noticias

Batalla dentro de la Bestia: Trump intentó arrebatar el volante para conducir al Capitolio

Una exasistente de la Casa Blanca testificó sobre los hechos acaecidos durante el asalto al Capitolio el 6 de enero.

Washington, Estados Unidos.

El exmandatario estadounidense Donald Trump intentó ponerse al volante de una limusina presidencial para sumarse a sus partidarios que marchaban hacia el Congreso el día de la asonada del 6 de enero de 2021, testificó el martes una exasistente de la Casa Blanca.

Cassidy Hutchinson, asistente ejecutiva de Mark Meadows, quien fuera jefe de gabinete de Trump, dijo al comité parlamentario que investiga la toma del Capitolio que ese día el entonces mandatario se subió al automóvil presidencial tras dirigirse a sus partidarios en un mitin cerca de la Casa Blanca.

“Soy el maldito presidente, llévame al Capitolio ahora”, dijo Trump, según Hutchinson, quien indicó que otro funcionario de la Casa Blanca le contó la historia.

La ex funcionaria dijo que el ayudante del jefe de gabinete, Tony Ornato, le contó cómo en un momento Trump incluso trató de agarrar el volante de manos del conductor para ponerse al mando del vehículo.

El abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, había expresado inquietudes legales de que Trump marchara hacia el Capitolio junto a sus partidarios, dijo Hutshinson.

“Seremos acusados de todos los delitos imaginables si hacemos que eso suceda”, recordó Hutchison que advirtió Cipollone.

Hutchinson, con acceso privilegiado a Trump y al funcionamiento interno del Ala Oeste, testificó en la sexta audiencia de junio del comité de la Cámara de Representantes que investiga el asalto de partidarios del entonces mandatario al Capitolio con miras a impedir la certificación de la victoria electoral de Joe Biden en las elecciones presidenciales de 2020.

En uno de los testimonios más explosivos de las audiencias hasta el momento, Hutchinson dijo que Trump y algunos de sus principales lugartenientes estaban al tanto de la posibilidad de violencia antes de que se produjera la toma del Capitolio, contradiciendo las afirmaciones de que el ataque fue espontáneo y no tuvo nada que ver con la administración.

“Las cosas podrían empeorar mucho”

Hutchinson dijo que recordaba a Meadows decir cuatro días antes de la insurrección: “Las cosas podrían ponerse muy, muy mal el 6 de enero”.

Vea: Sistema sobre el Caribe puede golpear como huracán a Honduras y Nicaragua

Agregó que había hablado con Meadows después de una reunión en la Casa Blanca en la que participó el abogado de Trump, Rudy Giuliani.

Hutchinson le dijo al comité que esos días escuchó los nombres de los grupos de extrema derecha “Oath Keepers” y “Proud Boys” mencionados en la Casa Blanca.

Meadows y Trump estaban al tanto de la posibilidad de violencia, incluso de que los partidarios del presidente estaban armados cuando se reunieron en La Elipse, el área cercana a la Casa Blanca donde tuvo lugar el mitin de Trump antes de la asonada, dijo Hutchinson.