17/08/2022
03:55 PM

Más noticias

Acusan a Machado de conspirar para asesinar a Maduro

De ser encontrada culpable de 'conspiración', la ex diputada Corina Machado recibiría una pena de 8 a 16 años de cárcel.

Caracas, Venezuela.

La destituida diputada opositora radical María Corina Machado fue acusada formalmente este miércoles por el Ministerio Público venezolano (fiscalía) de 'conspiración' en un plan para asesinar al presidente Nicolás Maduro.

Machado se retiró del tribunal luego de serle comunicado los cargos que pesan contra ella.

La fiscalía imputó a Machado 'el delito de conspiración' por 'presuntamente tener vinculación con el plan magnicida contra el presidente', informó el Ministerio Público en un comunicado luego de que la opositora se presentara a declarar.

Lea más: Leopoldo López, un mártir para el pueblo venezolano

Además: Justicia venezolana niega la libertad a líder opositor Leopoldo López

Según el código penal venezolano, de ser hallada responsable, Machado sería 'castigada con presidio de ocho a 16 años', añadió el comunicado de la fiscalía, que no detalla cuándo comenzará el juicio.

Foto: La Prensa

'Hoy me han imputado por el delito de conspiración. Absolutamente todas las acusaciones y las supuestas pruebas son falsas y las he rechazado', dijo al salir de la fiscalía Machado, quien además tachó de 'infamia' las pruebas y la acusación en su contra.

La destituida diputada, sobre quien pesa un impedimento judicial para salir de Venezuela, se presentó a declarar durante la mañana en una diligencia judicial que duró unas tres horas en instalaciones del Ministerio Público, en el centro de Caracas.

Este presunto plan para atentar contra Maduro, uno de varios denunciados en el último año, es investigado desde marzo pasado tras una denuncia de diputados oficialistas, que acusan también a otros opositores y al embajador estadounidense en Colombia, Kevin Whitaker.

Machado llegó acompañada al ministerio público por el líder de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, el alcalade metropolitano, Antonio Ledezma, diputados opositores y un centenar de simpatizantes.