Más noticias

Rescatan a 24 migrantes hondureños secuestrados en Tamaulipas

Un comando armado interceptó el autobús en el que viajaban los migrantes hondureños y los secuestró.

Los secuestradores amarraron a los migrantes y los obligaron a que proporcionaran los números telefónicos de su familia en Honduras.
Los secuestradores amarraron a los migrantes y los obligaron a que proporcionaran los números telefónicos de su familia en Honduras.

Ciudad de México.

Un grupo de 24 migrantes hondureños fue secuestrado en Altamira, Tamaulipas, por un comando armado cuando viajaba en un autobús de pasajeros; 14 horas después fue rescatado tras un operativo de fuerzas federales.

El Grupo de Coordinación Tamaulipas informó ayer en un comunicado que el autobús con los migrantes había salido de Tampico hacia Monterrey, Nuevo León, cerca de las 22:30 horas del lunes.

De acuerdo con los centroamericanos, después continuarían su traslado hasta la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas, para intentar cruzar a territorio de Estados Unidos.

"Luego de pasar por una estación de revisión fitosanitaria en Altamira fueron interceptados por sujetos armados que se desplazaban en varios vehículos, quienes los privaron de la libertad, mientras a los demás pasajeros los dejaron continuar con su viaje", precisó el comunicado.

Según el testimonio de los migrantes, los sujetos armados, que se desplazaban en dos camionetas, obligaron a descender a todos los extranjeros del autobús.

Además, los privaron de su libertad, los amarraron y los obligaron a que proporcionaran los números telefónicos de su familia en Honduras.

Lea más: Hondureña y su hijo son detenidos por agentes de migración en Georgia

Los migrantes relataron que no recibieron golpes por parte de los captores.

De acuerdo con el comunicado, ayer los cerca de las 12:13 horas elementos federales y estatales realizaron un operativo y los migrantes fueron encontrados en un punto que se encuentra a unos ocho kilómetros del lugar donde fueron secuestrados.

Los hondureños fueron custodiados por las autoridades a las instalaciones de la Delegación Sur de la fiscalía, en donde rindieron su declaración sobre los hechos. De ahí, fueron transportados mediante las mismas medidas de seguridad al Instituto Nacional de Migración para iniciar con el procedimiento de repatriación.