Policías demandan a Trump por asalto al Capitolio en enero

Dos agentes acusan al magnate de haber incitado a la violencia y provocado el ataque al Capitolio.

Al menos dos agentes murieron y varios resultaron heridos durante el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero./AFP.
Al menos dos agentes murieron y varios resultaron heridos durante el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero./AFP. /

Washington, Estados Unidos.

Dos agentes de la policía del Capitolio de Estados Unidos demandaron este martes al expresidente Donald Trump por haber supuestamente incitado al violento asalto del 6 de enero contra esa institución.

Un policía murió y decenas de otros agentes resultaron heridos en el episodio.

Los dos hombres que presentaron la demanda, James Blassingame y Sidney Hemby, dicen haber sufrido "heridas físicas y psicológicas" en los enfrentamientos que, según ellos, fueron fomentados por Trump, quien entonces pasaba sus últimos días en la Casa Blanca y se negaba a reconocer la victoria de Joe Biden.

"Los insurrectos fueron incitados por el comportamiento de Trump, que durante varios meses hizo creer a sus seguidores que estaba a punto de ser sacado a la fuerza de la Casa Blanca por un fraude electoral masivo", dicen en la demanda presentada en una corte federal en Washington.

"La horda insurrecta, a la que Trump había exacerbado, animado, incitado, dirigido e instigado, entró a la fuerza y sobrepasó a los demandantes y a sus compañeros, persiguiéndolos y atacándolos", continúa.

Blassingame, un policía afroestadounidense con 17 años de trabajo en el Capitolio, dice haber resultado herido en la cabeza y la espalda y sufrir secuelas psicológicas tras lo ocurrido. También dice haber sufrido agresiones racistas por parte de los seguidores del entonces presidente.

Vea: "Estamos lejos de ganar la guerra contra el covid", admite Biden

Hemby, con 11 años en el puesto, sufrió heridas en las manos y rodillas tras ser golpeado contra las puertas del Capitolio, y fue rociado con productos químicos en su rostro y cuerpo durante el ataque.

Los dos agentes reclaman compensaciones de al menos 75.000 dólares cada uno, así como un monto no develado por daños punitivos.

La Prensa