Biden destaca relación fuerte y duradera con el Reino Unido

El Gobierno de Biden afirmó que Harry y Meghan son ciudadanos privados y que EEUU seguirá manteniendo sus relaciones con Reino Unido.

VER MÁS FOTOS
WASHINGTON, DC - MARCH 08: White House Press Secretary Jen Psaki speaks during a daily press briefing at the James Brady Press Briefing Room of the White House March 8, 2021 in Washington, DC. Psaki held a briefing to answer questions from members of the press.   Alex Wong/Getty Images/AFP (Photo by ALEX WONG / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP)
WASHINGTON, DC - MARCH 08: White House Press Secretary Jen Psaki speaks during a daily press briefing at the James Brady Press Briefing Room of the White House March 8, 2021 in Washington, DC. Psaki held a briefing to answer questions from members of the press. Alex Wong/Getty Images/AFP (Photo by ALEX WONG / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP) /

Washington, Estados Unidos.

La Casa Blanca saludó el lunes la "valentía" del príncipe Harry y de su mujer Meghan Markle al día siguiente de su entrevista explosiva con Oprah Winfrey en la televisión estadounidense.

"Para cualquier persona, dar el paso y hablar de sus propias luchas con la salud mental y relatar su historia personal requiere valentía", subrayó Jen Psaki, secretaria de prensa del presidente Joe Biden.

Psaki afirmó, sin embargo, que tanto Harry como Markle son ahora "ciudadanos privados".

"No haremos más comentarios en nombre del presidente", agregó.

Vea: Las 10 revelaciones más impactantes de Meghan y Harry sobre la monarquía británica

"Tenemos una relación fuerte y duradera con el pueblo británico y una asociación especial con el gobierno de Reino Unido en muchas cuestiones que van a continuar", afirmó.

Harry y Meghan, conocidos oficialmente como el duque y la duquesa de Sussex, realizaron varias críticas al resto de la familia real en la entrevista de dos horas que concedieron a Oprah, emitida el domingo, en la que abordaron temas como los pensamientos de suicidio, el racismo y la carga de la tradición.

La Prensa