Devastado por Eta, Bilwi se prepara para el impacto de Iota con categoría 5

Bilwi, en el Caribe de Nicaragua, se paraliza a la espera del impacto de Iota

VER MÁS FOTOS
Nicaragua comienza a sentir los efecto de Iota en la misma zona devastada por Eta./AFP.
Nicaragua comienza a sentir los efecto de Iota en la misma zona devastada por Eta./AFP. /

Managua, Nicaragua.

La ciudad de Bilwi, la más poblada de la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN) de Nicaragua y en donde se espera impacte el huracán Iota, amaneció este lunes oscura, lluviosa y paralizada, a pocas horas de que el ojo del ciclón toque tierra.

Tiendas comerciales cerradas, instituciones estatales sin atender, y calles desoladas, fueron descritas y reportadas en imágenes por los habitantes de Bilwi, que se alistan para soportar el impacto del segundo huracán mayor en los últimos 13 días, tras el paso del Eta, que dejó miles de viviendas destruidas y unos 300.000 damnificados, según el Gobierno, que no reconoce los tres muertos registrados por la Cruz Roja Nicaragüense.



El temor es fácilmente perceptible entre los habitantes de Bilwi, que esta mañana empezaron a sentir la potencia de un huracán de categoría 5 en la escala Saffir-Simpson, de un máximo de 5, cuyos vientos han sido calificados por el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) como "dañinos catastróficos", que ya alcanzaron los 245 kilómetros por hora.

Las autoridades nicaragüenses han informado de evacuaciones en la zona del impacto y de recorrido de Iota, sin embargo, hasta ahora no han brindado un número específico.

Quienes no buscaron refugio el domingo esta mañana tuvieron dificultad para salir de sus casas, ya que el servicio de taxis en Bilwi fue suspendido por los concesionarios.

Las embarcaciones de la zona de impacto fueron trasladadas el fin de semana hacia la Región Autónoma Caribe Sur (RACS), donde se espera soporten los vientos y la marejada.

Vea: Bukele pide redoblar las medidas de previsión por el paso de Iota

Iota fue localizado esta mañana por el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) 192 kilómetros al este-sureste de Bilwi, y se desplazaba con dirección oeste a una velocidad de 17 kilómetros por hora, y ráfagas de vientos que superan sus vientos sostenidos de 245 kilómetros.

Una alerta roja está vigente para la zona de impacto y el noroeste de Nicaragua, desde antes del impacto de Eta, el pasado 3 de noviembre. Una alerta amarilla se mantiene en la región norte del país, y una alerta verde en el resto del territorio. EFE


La Prensa