Trump nominará nuevo miembro de la Corte Suprema el viernes

El mandatario muestra su respeto por la fallecida Ruth Bade Ginsburg y nombrará a su sucesor hasta después del funeral.

VER MÁS FOTOS
Cientos de personas realizaron una vigilia en honor a la fallecida jueza frente a la Corte Suprema de EEUU./AFP.
Cientos de personas realizaron una vigilia en honor a la fallecida jueza frente a la Corte Suprema de EEUU./AFP. /

Washington, Estados Unidos.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que a final de esta semana nominará al reemplazo de la fallecida magistrada de la Suprema Corte Ruth Bade Ginsburg, y que el Senado tiene tiempo más que suficiente para dar su anuencia antes de las elecciones del 3 de noviembre.

"Haré el anuncio el viernes o el sábado, y luego comienza el trabajo, pero esperemos que no sea demasiado trabajo", dijo Trump en una entrevista este lunes con Fox News.



El mandatarios agregó que quería esperar a que terminaran los servicios fúnebres en honor a Ginsburg, que falleció el viernes a los 87 años, para anunciar la designación.

Confirmación antes de elecciones

Asimismo, Trump estimó que el Senado, que cuenta con mayoría oficialista, tiene "mucho tiempo" para ratificar la nominación del nuevo magistrado antes de los comicios.

"La votación final (en el Senado) deberá tener lugar antes de las elecciones. Tenemos tiempo más que suficiente para eso", señaló el mandatario republicano a la cadena de televisión.

Trump rechazó los argumentos de la oposición demócrata de que se debería esperar hasta después de las elecciones para designar al sucesor de Ginsburg.

Vea: Barbara Lagoa, la jueza latina que Trump impulsa para llegar a la Corte Suprema

El presidente de Estados Unidos tiene la atribución de nominar a los integrantes del alto tribunal y Trump ya tuvo ocasión de designar a dos durante su mandato, optando por magistrados con posturas conservadoras.

El mandatario dijo el fin de semana tener la intención de nombrar a "una mujer muy talentosa" para reemplazar a Ginsburg, quien ostentó posturas progresistas desde su ingreso a la Corte Suprema en 1993 a instancias del entonces presidente, Bill Clinton.

La Prensa